DATOS DE SU DECLARACIÓN JURADA

El funcionario PRO a cargo de Villa 31 es inversor en el fondo BlackRock, el más duro de los que negocian la deuda con el Estado

El cuestionado secretario de Integración Urbana, Diego Fernández, tiene parte de sus millones en uno de los fondos más duros en la negociación en curso por la deuda con el Estado nacional. Por su mal desempeño, la oposición ya venía pidiendo su renuncia.



Diego Fernández, el secretario de Integración Urbana y Social del Gobierno de la Ciudad, a cargo de la urbanización de la Villa 31, es inversor en el fondo BlackRock, el más duro de los que están negociando la deuda con el Estado nacional.

Así lo reveló el periódico cooperativo Tiempo Argentino. El 12 de abril de 2017, Fernández adquirió cuotapartes en el fondo de inversión BlackRock por 1.057.883 pesos, que hoy valen 2.589.262, o sea, un 244% más. También cuenta con títulos de deuda República Argentina 6 y 7, Global Series 8, Provincia de Buenos Aires 7, por un total de 25.332.189 pesos de junio de 2019.

Según consta en su única declaración jurada en el cargo, del 28 de junio de 2019, desde que asumió en diciembre de 2015 el cuestionado funcionario del PRO adquirió una casa en Uruguay por casi 20 millones de pesos, una casa con amarra en el Tigre, un semirremolque, un yate, una moto BMW 1200GS y una camioneta Toyota SW4. También tiene en acciones de empresas como Apple, Mondelez, General Electric, Volkswagen, Petrobrás, Pdvsa, entre otras.

El funcionario quedó en el ojo de la tormenta en las últimas semanas, señalado por su responsabilidad en la falta de agua en la Villa 31 de Retiro en plena pandemia de coronavirus. Además trascendió que, en el marco de la emergencia, realizó una millonaria contratación de una consultora, por la que tuvo que dar explicaciones en la Legislatura. Sus argumentos no convencieron y desde la oposición reclamaron su renuncia, pero por el momento sigue firme en el cargo.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?