EDUCACIÓN Y DERECHOS

Mientras crecen las quejas por carencias en comedores escolares, el GCBA gasta casi $5 millones en huevos de Pascua

Cuestión de prioridades. En paralelo con las denuncias por alimentos con plástico o bichos en las escuelas, y por achicamiento de raciones, el Gobierno porteño destinará $4.918.942 a comprar chocolates para una festividad religiosa.



Sólo arroz. Dado que varias escuelas recibieron las milanesas con plástico en su interior, muchos alumnos y alumnas de escuelas primarias porteñas almorzaron sólo arroz este jueves. La denuncia se sumó a la seguidilla de críticas que viene recibiendo el sistema de acceso a la beca para comer en los colegios públicos de la Ciudad, así como a las quejas por el achique de los menús y su calidad nutricional. En este contexto, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta emitió una resolución que aprueba el gasto de casi cinco millones de pesos en huevos de Pascua.

En una disposición del 26 de marzo, publicada este viernes en el Boletín Oficial, el Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano aprueba una licitación pública por $4.918.942 en favor de la firma María Celeste Franco, por la "adquisición de Huevos de Pascuas con destino a las distintas reparticiones dependientes del Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. Los huevos “serán distribuidos en sectores de la población de la ciudad en situación social vulnerable”.

El gasto de casi cinco millones de pesos en chocolates para una festividad religiosa contrasta con las denuncias crecientes por la situación en los comedores escolares de las escuelas públicas porteñas. Por caso, en las últimas horas los asistentes de comedor difundieron un comunicado denunciando “otra provocación del Gobierno y las concesionarias”. Contaron que este jueves “varias escuelas de la ciudad recibieron, por parte de las empresas que tienen la concesión de la cocina, una partida de milanesas que tenía plástico en su relleno. Esto generó que en algunas escuelas se prescinda de las milanesas y tengan que almorzar únicamente la porción de arroz. Se presentaron casos de escuelas que almorzaron tres horas después de lo previsto, incluso repitiendo el menú del día anterior”.

También el área de Educación Especial de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) denunció el caso: “Tras burocratizar el sistema de becas complejizándolo y de esta manera dejar muchxs niñxs afuera y tras reducir el número de raciones con respecto a la matrícula real -lo que claramente es un ajuste- en el día de hoy en varias escuelas de Educación Especial de la CABA el menú, que es arroz con milanesas, quedó reducido a sólo arroz o reemplazado por sándwich dado que el estado del aporte proteico (‘milanesas’) no era apropiado para el consumo humano ya que contenía plástico. Una vez más el gobierno de Rodríguez Larreta atenta contra el derecho a la alimentación de lxs alumnxs de escuelas públicas especiales”.

El Cuerpo de Delegados de Cooperadoras Escolares de la Ciudad también denunció la “gravísima situación” y exigió la “urgente intervención de todas la áreas de gobierno que correspondan para garantizar prestaciones alimentarias adecuadas para los niños y niñas de la Ciudad”.

Esta semana circuló asimismo un video con una vianda bichada, mientras que la Multisectorial por la escuela pública reclamó la “declaración de la emergencia alimentaria en las escuelas”.

La dificultad para acceder a las becas trae aparejado un achicamiento de raciones, porque el Ministerio de Educación envía las porciones en función de lo tramitado. Padres y madres fueron denunciando casos puntuales en ese sentido en los últimos días: “En el Ravioli contó la maestra de sala de 1 que les dan 6 madalenas para 12 niños y niñas para el desayuno. Ellas las tienen que cortar a la mitad para que alcancen. Mi hija puede prescindir de ese alimento porque llega a casa y tiene un plato de comida esperándola. Pero, ¿qué pasa con los pibes y las pibas que llegan a la escuela con la panza vacía y llegan a su casa y no hay para comer?”, se preguntó una mamá. 

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?