EDUCACIÓN

Cada vez más trabas para acceder a las viandas de los comedores escolares porteños

El trámite ya no se hará en las escuelas. Se debe completar online un formulario de diez pasos que debe validarse en una sede comunal, sacando turno. Advierten que "en la práctica va a significar un recorte en la cantidad de becas".


Foto Wide:


Mientras la plataforma de inscripción online a las escuelas públicas porteñas sigue generando dolores de cabeza a madres y madres –y dejando en evidencia la falta de miles de vacantes-, ahora el tramiterío digital y las trabas burocráticas se expanden y llegan también a los comedores escolares. El Gobierno porteño estableció una nueva modalidad vía web para solicitar la beca de comedor, y lo que antes se resolvía en las escuelas ahora quedará en poder de las comunas. "En la práctica va a significar un recorte en la cantidad de becas", advirtieron desde el colectivo Vacantes Para Todos.

“A partir del 16/10/18 y para tramitar para el año próximo la solicitud para la beca del refrigerio lo debe tramitar en forma online cada familia (…) Luego deberán sacar en la misma página un turno para acercarse a la sede del JIN con toda la documentación para validar los datos”. El cartel apareció pegado en algunas escuelas en los últimos días. Y la información ya circula en las páginas oficiales del gobierno porteño.

“Es claro que se trata de una medida de alto impacto especialmente en los hogares con menos recursos que no cuentan con recursos y saberes tecnológicos o con tiempos para realizar trámites en horario de trabajo”, señalaron desde Vacantes Para Todos.

El trámite para acceder al comedor solía hacerse en las escuelas. Con la nueva modalidad, se debe completar online un formulario de diez pasos que debe validarse en una sede comunal. Hay que sacar turno y presentar –en horario acotado- la documentación del alumno, certificado de ingresos de la ANSES o declaración jurada para los trabajadores informales y declaren si alguno de los integrantes del grupo familiar tiene una enfermedad crónica, entre otros papeles.

La inscripción online para comedores escolares comenzó el año pasado en algunas escuelas, aunque con un sistema mixto. A partir de ahora, será totalmente online. “Muchos tienen miedo de no poder completar el trámite. Para las familias trabajadoras es más engorroso tener que pedir un turno para ir a una sede, además de todos los requisitos y los certificados que tienen que conseguir. Los más afectados van a ser los padres de menos recursos, que son los que más necesitan las becas, y que tal vez en sus casas no tienen internet o no reúnen todos los certificados”, sostuvo Patricia Pines, del colectivo Vacantes Para Todos, en diálogo con Página 12.

Pines advirtió que “en la práctica va a significar un recorte en la cantidad de becas porque muchas familias no van a hacer el trámite y ese recorte va a repercutir en la calidad de la comida con menos raciones”.

En lo que va del año no es la primera vez que la gestión de Horacio Rodríguez Larreta apunta contra los comedores escolares. Lo hizo en la presentación de “Chau paneras”, el programa supuestamente diseñado para una alimentación más saludable. Sin embargo, familias y docentes denunciaron que en la práctica implicó raciones más pequeñas o más pobres en calorías y nutrientes, y chicos con hambre en las escuelas. En las últimas semanas, fotos de un pastel de papa con lentejas en vez de carne volvieron a encender esa polémica.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?