CORONAVIRUS

El lunes reabrirán los hoteles porteños

El Gobierno de la Ciudad oficializó la reapertura de los hoteles que podrán funcionar para atender necesidades específicas.


Los hoteles porteños podrán reabrir sus instalaciones a partir del lunes próximo, pero solo para atender necesidades específicas como tratamientos médicos o para alojar a trabajadores de empresas, no para turismo. Se calcula que en principio lo haría un 20% de los hoteles de la Ciudad.
 
Solamente estarán disponibles las habitaciones, es decir, no se habilitará el uso de espacios comunes como bares, restaurantes, gimnasios, spa o pileta. Además, se aclaró que para ingresar será necesario exhibir el permiso de circulación que acredite la necesidad de alojamiento.
 
Se deberán garantizar las medidas de traslado, distanciamiento social e higiene para prevenir contagios de coronavirus y las personas contempladas en dicha decisión deberán tramitar el permiso de circulación.
 
Según la disposición nacional publicada, en el marco de las medidas de distanciamiento y aislamiento social, se remarcó que será la Ciudad de Buenos Aires la que deberá "dictar las reglamentaciones necesarias para el desarrollo de las actividades" que deberá cumplir el personal de los hoteles.
 
Además, se prescribe que "para habilitar cualquier actividad o servicio en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), se prevé que las empleadoras y los empleadores garanticen el traslado de los trabajadores y de las trabajadoras sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros".
 
Asimismo, se deberá "garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de Covid-19".
 
Entre las normas a seguir para evitar contagios se incluye: Se recomienda digitalizar el check-in y el check-out; constatar síntomas compatibles con Covid-19 previo al ingreso y medir la temperatura en el momento de entrar; los desayunos buffet quedarán suspendidos, pero los pasajeros podrán desayunar en la habitación o realizar take away; se requerirá mantener la distancia mínima de 1,5 metros entre personas y en caso de no poder cumplirse, el establecimiento deberá utilizar barreras transparentes de separación, como por ejemplo en las recepciones; los establecimientos deberán brindar alcohol en gel y toallas de papel para higienizar las manos en espacios comunes; los ascensores deberán utilizarse de manera individual; los amenities quedarán suspendidos; se deberá usar siempre tapabocas; se aconseja el pago de manera digital para no manipular dinero.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?