EDUCACIÓN

“No es un jardín, es una obra en construcción”: alarma entre las familias del jardín del Ramos mudadas a la fuerza

“¿Mandarían a sus hijxs a un lugar lleno de polvillo de obra, materiales sueltos y áreas indefinidas con las correspondientes afecciones pulmonares, de piel o accidentes que ello les podría generar? No. ¿Los enviarían a un lugar que no tiene las habilitaciones correspondientes de los organismos estatales? No”.



Veredas inconclusas, vallas, arreglos provisorios y materiales por doquier. Con estas postales se encontraron las familias de la comunidad educativa de la Escuela Infantil 6 del Distrito Escolar 6, a días del comienzo del ciclo lectivo 2020. Se trata del jardín que funcionaba en el Hospital Ramos Mejía, mudado de forma inconsulta y pese a la resistencia a un nuevo edificio en la Manzana 66. “No es un jardín, es una obra. ¿Acá quieren que empiecen los niños?”, se preguntan padres y docentes, mientras hay una resolución judicial pendiente y la sede del Ramos fue virtualmente abandonada por el Gobierno de la Ciudad.

En las últimas horas, ante la falta de respuestas y a medida que se acerca el inicio previsto para el lunes 2 de marzo, se puso en circulación una carta abierta de una mamá de ese jardín. “La obra de Catamarca (y Jujuy, en la Manzana 66 de Balvanera) hoy es eso, una obra. No es un jardín. ¿Mandarían a sus hijxs a una obra en construcción a pasar una buena jornada del día? No”, pregunta y responde la mujer en el texto difundido por la comunidad educativa en lucha.

Y sigue: “¿Mandarían a sus hijxs a un lugar lleno de polvillo de obra, materiales sueltos y áreas indefinidas con las correspondientes afecciones pulmonares, de piel o accidentes que ello les podría generar? No. ¿Los enviarían a un lugar que no tiene las habilitaciones correspondientes de los organismos estatales? No. ¿Mandarían a sus hijxs a un lugar que no tiene plan de evacuación, matafuegos? No. ¿Mandaría a sus hijxs a un lugar que no tiene teléfono de línea con quiénes poder contactarse en el día? No. ¿A un lugar que no tiene luz y gas propio? No. ¿Mandarían a sus hijxs a un lugar que no tiene materiales lúdicos, pedagógicos ni están las salas ambientadas? No”.

“Nuestro jardín es el Jardín del Hospital del Ramos Mejía. Sobre el que no hay ninguna prenda judicial. El que arbitrariamente abandonaron en diciembre y las familias hemos resistido desde ese momento”, remarcó la mamá. Este viernes, las familias tendrán la reunión formal previa al inicio de clases, como todos los jardines. “¿Que nos van a decir en la reunión de este viernes 28? Que tengamos paciencia, que la obra le falta un poco. Unas semanas, que se convertirán en mes y pico. Ya pasó con el jardín Azucena Villaflor (Venezuela 3158), que lo terminaron inaugurando el 2 de mayo de 2018”, recordó la mujer.

La lucha de la comunidad educativa del jardín del Ramos comenzó en contra del intento de cierre del lactario, a fines de 2018. Durante todo 2019 batallaron en defensa del jardín, advirtiendo que el traslado impuesto a la Manzana 66 implicaba un cierre en los hechos, ya que el nuevo jardín prometido allí no era tal, sino una mera mudanza. Pese a los reclamos y la presentación del tema ante la Justicia, el Gobierno de la Ciudad avanzó.

En noviembre pasado el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, recorrió las obras del nuevo edificio, presentándolo como una de las 54 nuevas escuelas de su gestión. Cifra que hasta fue desmentida en un fallo judicial. “Con este nuevo jardín sumamos 500 vacantes”, dijo el mandamás porteño, sin hacer referencia a que la mayor parte de esas vacantes llegan previamente ocupadas, a raíz del traslado impuesto al jardín del Ramos. En un reclamo que no cesa, ahora denuncian que los quieren hacer empezar las clases en una obra en construcción.

"La comunidad educativa denuncia que el Ministerio de Educación trasladó  compulsivamente la Escuela (directoras y docentes ya fueron citadas alli) a un edificio aún en construcción y abandonó su sede original, en Venezuela 3158, a pesar de su compromiso de no hacerlo hasta tanto se resuelva la situación en una 'Mesa de Diálogo'. Dicha instancia fue suspendida sin aviso por el gobierno a principios de enero, a la vez que entregó el edificio al Ministerio de Salud", advirtieron desde la comunidad mediante un comunicado. Y agregaron: "Mientras se aguarda la decision del juez, cabe aclarar que no hay ningun fallo que impida el ingreso al jardin, sino que esto responde unicamente a una decision nuevamente inconsulta y arbitraria del GCBA, que vulnera los derechos a la educacion de la infancia".

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?