NUEVAS NORMATIVAS

El año de los códigos: aprobados pese a los repudios desde diversos ámbitos

Los nuevos códigos Urbanístico, de Edificación y Contravencional avanzaron en medio de fuertes repudios, y fueron aprobados con la Legislatura vallada y militarizada. Concreción de viejos anhelos del macrismo porteño, más punitivismo y habilitación para más negociados inmobiliarios.



Concreción de viejos anhelos del macrismo en la Ciudad. Más punitivismo. Habilitación para más negociados inmobiliarios. Así podrían resumirse la esencia de la aprobación de nuevos códigos en la Ciudad, en algunos casos votados sólo por el oficialismo. Así, los nuevos códigos Urbanístico, de Edificación y Contravencional avanzaron en medio de fuertes repudios.

A principios de este mes, tras alrededor de tres horas de debate, el oficialismo logró la aprobación de los nuevos códigos Urbanístico y de Edificación. Vecinos y militantes presentes en el recinto expresaron su repudio durante toda la sesión, signada por los pedidos de silencio y amenazas de desalojo por parte del presidente Francisco Quintana.

Según la versión del bloque Vamos Juntos, los códigos apuntan a mejorar la integración del entramado urbano y establecer nuevas condiciones para edificar en el distrito. Sin embargo, las críticas desde distintos espacios apuntaron que fueron diseñados a medida de los desarrolladores inmobiliarios, tendientes a empeorar el colapso de los servicios y la crisis habitacional, y destructores de identidades barriales.

El 13 de diciembre, en tanto, se aprobó el resistido nuevo Código Contravencional. En medio de una sesión maratónica y la última ordinaria del año, el macrismo porteño logró dar curso al nuevo código, comparado desde la oposición con los viejos edictos policiales. La prohibición de cuidacoches y limpiavidrios fue la medida más impactante de la nueva normativa, reflotando algo que ya había intentado Mauricio Macri durante su paso por la gobernación porteña. Además, el oficialismo tiñó al nuevo código con una supuesta perspectiva de género, que voces feministas advirtieron que no es tal.

Esta votación, en particular, dejó en evidencia divisiones en el bloque Vamos Juntos: los lilitos no acompañaron las prohibiciones y votaron de forma diferenciada por primera vez desde la conformación del bloque.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?