EMERGENCIA SANITARIA

Se aprobó un proyecto que promueve la vacunación de quienes realizan tareas de cuidados comunitarios

La iniciativa, impulsada por Laura Velasco, propone incorporar dentro de los grupos prioritarios para ser vacunados a quienes atienden comedores, merenderos y ollas populares; promotoras de salud que acompañan el Plan Detectar y que acercan los alimentos a las familias que están en aislamiento, entre otras tareas en los barrios populares.

Ollas populares en la Ciudad, junio 2020 (Foto: Alejandra Malcorra).


La legislatura porteña aprobó un proyecto que promueve la vacunación prioritaria contra el coronavirus para quienes realizan tareas de cuidados comunitarias en los barrios populares de la Ciudad de Buenos Aires. “Entendemos que es un logro haber consensuado y aprobado esta iniciativa que plantea justamente la vacunación de personas que sostienen tareas tan esenciales. Esperamos que se avance cuanto antes porque hemos perdido muchas vidas, como la de Ramona, la del Oso, la de Agustín y la de Carmen, por mencionar algunas, de quienes solidariamente pusieron el cuerpo para garantizar el cuidado de quienes más lo necesitan. En definitiva se trata de cuidar a quienes cuidan”, remarcó la legisladora Laura Velasco, autora del proyecto.

La iniciativa propone incorporar dentro de los grupos prioritarios para ser vacunados contra el virus SARS-CoV-2, a todos aquellos y aquellas que realizan tareas de cuidados comunitarias en los barrios populares de la CABA: quienes cocinan y/o atienden comedores, merenderos y ollas populares; promotoras de salud que acompañan el Plan Detectar, llevan adelante la vacunación de personas adultas mayores y que acercan los alimentos a las familias que están en aislamiento; promotoras de géneros y diversidad que acompañan los casos de violencia de género; promotoras de educación que realizan el acompañamiento escolar y garantizan, muchas veces, esa continuidad pedagógica a pesar de la falta de conectividad y dispositivos; de ambiente, que son quienes realizan las desinfecciones de pasillos y espacios comunes y promueven cuidados comunitarios en los barrio para evitar que aumenten los contagios.

“Durante el año pasado, a pesar del riesgo muchas personas continuaron atendiendo los comedores, porque garantizar un plato de comida a las familias es esencial, sobre todo en un momento donde se recortan las changas y la actividad económica y sabemos que eso ha profundizado las situaciones de pobreza e indigencia, tal como muestran los datos del INDEC, particularmente para las mujeres y los niños, niñas y adolescentes, porque existe una feminización y una infantilización de la pobreza. Entonces, en estos barrios es fundamental seguir garantizando la asistencia alimentaria y esto lo hacen con enorme compromiso las organizaciones sociales y populares”, explicó la legisladora.
 
Según el Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP), en la Ciudad de Buenos Aires hay 57 villas y asentamientos y cerca 73.600 personas viven en ellos. “Si bien se calcula que son muchos más, alrededor de un diez por ciento de la población porteña, esto ya nos da una dimensión de los sectores que más desfavorecidos en nuestra sociedad, para los que es esencial continuar con la asistencia alimentara, el acceso a la salud, a la educación, a los cuidados.  Por eso es fundamental que se incorpore como grupo prioritario a todos los trabajadores y trabajadoras de la economía popular que realizan tareas de trabajo comunitarias en los barrios populares de la Ciudad”, finalizó.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?