CUARENTENA OBLIGATORIA

Un reporte de Amnistía internacional denunció tres hechos de violencia institucional en la Ciudad

El informe indica que desde el 20 de marzo que se inició la cuarentena en el país hubo 30 casos de violencia institucional. Además, en ese lapso, las fuerzas de seguridad estarían involucradas en el asesinato o desaparición de al menos seis personas en todo el país.

Amnistía Internacional emitió un informe en el que evaluó los "numerosos" hechos de violencia y abuso policial e institucional en todo el país. En el mismo, detallaron que las redes sociales se colmaron de "imágenes, videos y testimonios de personas que fueron víctimas de malos tratos, tratos degradantes, amenazas, abuso, del uso excesivo de la fuerza e, incluso, el asesinato por parte de miembros de diferentes fuerzas de seguridad".

"Algunos de esos casos se vinculan directamente con las medidas de control del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que fue dictado a través del Decreto 297/20201", sentencia el informe. El resultado: más de 30 casos de violencia institucional y uso excesivo de la fuerza. Resaltaron "el asesinato de Luis Espinoza en Tucumán o la violencia desatada contra la comunidad Qom en Fontana, en Chaco, la desaparición de Facundo Astudillo Castro en la Provincia de Buenos Aires", hechos que según indicaron "revelan un sistema de actuación y control de las fuerzas que requiere de un profunda reforma".

En ese sentido, desde Amnistía Internacional reconocieron "la necesidad de que, en un contexto excepcional de emergencia sanitaria, se adopten medidas para extremar los cuidados en la vía pública de modo de garantizar que la sociedad respete el aislamiento en los términos de la normativa citada, y así morigerar el contagio. Sin embargo, el mantenimiento del orden y la seguridad no debe contraponerse con los derechos humanos, por el contrario, su respeto y protección son pilares fundamentales de un estado de derecho".

Con esta conclusión presentaron los 30 casos más violentos, tres de ellos ocurrieron en la Ciudad y así los relata la ONG:

Violencia, malos tratos, tratos degradantes y tortura

En la Ciudad de Buenos Aires, Amnistía Internacional verificó un vídeo donde se ve a un efectivo de la Policía de la Ciudad agrediendo a una persona que se encontraba en situación de calle (durmiendo en el frente de establecimiento comercial que permanecía cerrado) y empujándolo contra la persiana del local. Los hechos sucedieron el 3 de abril en la calle Esmeralda al 800. Amnistía Internacional solicitó información al Ministerio de Seguridad y Justicia de la Ciudad de Buenos Aires respondiendo que los hechos se encuentran en etapa investigativa sin indicar si los agentes involucrados continúan en funciones.

Otro hecho bajo esta categoría es el conocido a través de un video del 26 de marzo muestra como tres agentes de la Gendarmería Nacional obligan a dos hombres a desplazarse haciendo cuclillas en la Villa 1-11-14 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La violencia institucional extrema: desapariciones y asesinatos

El 17 de junio, Facundo Scalzo, de 20 años, recibió 4 disparos, dos por la espalda y dos en el brazo55 por miembros de la Gendarmería, en el barrio 1-11-14 en el Bajo Flores de la Ciudad de Buenos Aires. Testigos relatan que tras discusión entre vecinos, un grupo de gendarmes persiguieron a Facundo y a otro joven que se encontraba con él. Los testigos agregan que no se permitió que Facundo recibiera los primeros auxilios cuando estaba agonizando, que esperaron más de una hora al SAME y que cuando llegó la ambulancia no dejaron que la madre lo acompañe al Hospital Piñero, donde finalmente falleció. Los agentes de Gendarmería fueron separados de sus funciones y se está llevando una investigación judicial ante el Juzgado Criminal y Correccional nro. 55. El policía que disparó se encuentra procesado.

Además, Amnistía hace mension a la violencia y discriminación racial, por medio del caso de Mbake Ndao, quien fue violentado por las fuerzas de seguridad de La Plata el 10 de junio pasado. Mbake es senegalés y se encontraba vendiendo su mercadería en el centro de la La Plata cuando fue detenido por agentes de control ciudadano de la municipalidad y la policía bonaerense en el marco de un operativo para combatir la venta ambulante.

Según sus propias declaraciones, cuando se encontraba retirándose con su mercadería, fue sujetado desde atrás y arrojado de forma abrupta contra una pared. Luego lo arrojaron al piso y un policía lo tomó del cuello tan fuerte que le impidió respirar. Mbake permaneció detenido durante más de 24 horas, luego fue trasladado a la Fiscalía Nº8 de la ciudad de La Plata donde le tomaron declaración, y posteriormente dejado en libertad. Se lo acusa de delito de resistencia a la autoridad y lesiones.

El caso de Mbake no es un caso aislado. A lo largo de los últimos años, las personas afrodescendientes y africanas, especialmente las de origen senegalés y haitiano, han sufrido y continúan sufriendo concretas vulneraciones a sus derechos y episodios de violencia por parte de las fuerzas de seguridad.

Amnistía Internacional ha denunciado una gran cantidad de episodios similares a manos de la policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, especialmente en los barrios de Once y Flores. A su vez, esta situación ha llamado la atención tanto de Comité de Trabajadores Migratorios como del Grupo de Trabajo de Expertos sobre Afrodescendientes de Naciones Unidas. El informe de este Grupo, entre otras cosas, señala la persecución de vendedores ambulantes y la ilegalidad de los arrestos sin orden judicial cuando responden a criterios discriminatorios y arbitrarios que contribuyen a un control policial excesivo sobre esta población.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?