EMERGENCIA SANITARIA

Piden avanzar en un protocolo para la reapertura de restaurantes luego de la pandemia

El diputado Matías Barroetaveña (FdT) impulsó un proyecto de ley que plantea medidas para garantizar la salud de las personas y permitir la sostenibilidad de la actividad y los puestos de trabajo.


A más de cien días de haber iniciado el aislamiento obligatorio y pensando en lo que será la nueva normalidad, el legislador Matías Barroetaveña (FdT) en conjunto con otros legisladores del bloque Frente de Todos presentaron en la Legislatura porteña un proyecto de ley a través del cual plantearon un nuevo protocolo post pandemia para el funcionamiento de los comercios gastronómicos.
 
De esta manera, la iniciativa busca garantizar la salud de las personas y mitigar la propagación del virus, a la vez que prevé sostener la actividad y los puestos de trabajo de ese sector. Para ellos plantea nuevos lineamientos, entre los que se destaca: el distanciamiento social dentro del establecimiento, la higiene de manos, la desinfección de superficies, ventilación de ambientes y medidas para el manejo y detección de casos sospechosos.
 
Es así que el articulado sostiene que en los salones de estos comercios la disposición de mesas y sillas deberá garantizar la distancia de dos metros, aunque en casos excepcionales se podrá convalidar una distancia de 1,5 metros. También plantea que “en el caso de que por las características del salón este no pueda ser utilizado o en el caso que el establecimiento quisiera aumentar la cantidad de mesas disponibles respetando el distanciamiento social, se podrá solicitar el uso de la vereda, pero este no podrá superar el espacio que ocupa un vehículo estacionado y no podrá interrumpir la circulación normal de vehículos”.
 
En relación al lavado de manos, el texto establece que todos los empleados deberán hacerlo al llegar al lugar de trabajo; antes y después de manipular basura, dinero, alimentos, comer o amamantar; luego de haber tocado superficies públicas –tales como mostradores o picaporte-; después de ir al baño o cambiar pañales, estornudar, toser o limpiar la nariz.
 
A su vez establece la obligación de utilizar barbijo que cubra nariz, boca y mentón en espacios laborales y áreas comunes de trabajo, tanto para los comensales como para los empleados. Para estos últimos, los empleadores serán los encargados de suministrarles estos insumos.
 
Para detectar los casos sospechosos, antes de que los clientes ingresen al comercio se les tomará la temperatura con termómetros infrarrojos y se les realizará un cuestionario sobre síntomas de Covid 19. Para que los restaurantes puedan acceder a los mismos el Banco Ciudad implementará una línea de créditos para su compra o se utilizarán -de manera excepcional y con desinfección previa entre cada comensal- un termómetro común.
 
En los fundamentos de la medida, los legisladores explicaron que “este proyecto se propone dar una respuesta a la caída de la actividad gastronómica que actualmente solo se encuentra habilitada a realizar ‘delivery’ y ‘take away’, llevando adelante entre el 5% y el 15% de la actividad previa a la pandemia y constituyendo uno de los sectores que mayor caída proyectan”.
 


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?