COMUNA 14

Cerraron El Trapiche y el Rey del Vino en Palermo

Eran dos restaurantes históricos del barrio de Palermo, cierran sus puertas después de compartir la misma cuadra durante 22 años.


Ubicados a unos pocos metros entre sí, los restaurantes El Trapiche y el Rey del Vino eran dos bodegones históricos ubicados en el barrio de Palermo. Después de 22 años compartiendo la misma cuadra, sobre la calle Paraguay al 5000, los dos locales gastronómicos bajaron sus persianas y se despidieron de sus clientes casi al mismo tiempo.
 
Los dueños de ambos comercios decidieron cerrar al no poder atravesar el difícil contexto económico en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus. La noticia la dieron a conocer a través de las redes sociales. “Señoras y señores, desde una cuenta familiar, les compartimos que hemos concluido un ciclo de más de 30 años”, comunicaron ayer miércoles desde El Trapiche.
 
En el mensaje agregaron que tomaron la decisión junto a los trabajadores del lugar entre los que, según indicaron, se había conformado una relación de amistad que traspasa la meramente laboral, a tal punto que se despidieron “a los codazos y con lágrimas”.
 
“Ellos han sido muy comprensivos, nos han acompañado y los acompañaremos. Extrañaremos dichos vínculos eternamente, nos conocimos a los abrazos, nos hemos querido, admirado (por lo que cada uno hacía por su familia), nos hemos tenido mucho cariño y no los vamos a olvidar nunca, les estaremos eternamente agradecidos a nuestros empleados, ellos han sido El Trapiche”, indicaron quienes llevaban adelante el bodegón.
 
Y finalizaron: “Extendemos el agradecimiento a nuestros clientes, con los que todos hemos tenido relaciones muy lindas, gracias por invitarnos a sus fiestas!!! Nos despedimos, El Trapiche es más que un bodegón y una esquina, es todo aquello que hemos vivido juntos, todo lo compartido, todo lo comido, y todo lo soñado. Gracias gente por el eterno amor que hemos construido en estos 30 años”.
 
El Trapiche fue inaugurado en 1989 en la esquina de Paraguay y Humboldt, a lo largo de su historia este restaurante se caracterizó por ofrecer una carta de matriz española variada servida en platos abundantes.
 
Ocho años después de que se instalaron en el barrio, en 1997, llegó el Rey del Vino. La fama de este bodegón clásico yacía en los sabores caseros de sus platos así como también en sus porciones generosas. En su amplio menú se destacaban las carnes, pastas y parrilla, aunque también se ofrecían pescados y mariscos.
 
Rey del Vino tampoco pudo atravesar el contexto actual. A través de sus redes sociales, manifestaron que “lamentablemente la situación conocida por todos nos dejó en una condición muy complicada”, imposible de continuar afrontando “a pesar de los esfuerzos”.
 
Con mucha tristeza les decimos que nos tenemos que despedir de ustedes, pero con la alegría de estos 22 años hermosos que pasamos. Fue una decisión muy difícil, pero no podemos seguir. Muchas gracias por acompañarnos siempre y elegirnos, los vamos a extrañar mucho!”, concluyeron.
 
 
 
 
 


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?