EMERGENCIA SANITARIA

El Gobierno porteño condonará el ABL a los comercios que deben volver a cerrar

El Gobierno de la Ciudad envió el paquete de medidas a la Legislatura porteña. Además, crearán una nueva línea de créditos accesibles a través del Banco Ciudad.


Ayer, el Gobierno de la Ciudad envió a la Legislatura un paquete de medidas económicas que contempla la condonación del pago del impuesto de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) a los comercios no esenciales que desde hoy deberán volver a cerrar en la nueva fase de la cuarentena por el coronavirus.
 
Entre los locales contemplados se destacan bares, restaurantes, librerías, peluquerías, jugueterías, hoteles y gimnasios, algunos de los cuales permanecen cerrados desde el inicio del aislamiento y otros que pudieron reabrir sus puertas, pero que desde hoy miércoles 1º de julio deberán bajar nuevamente sus persianas por el endurecimiento del aislamiento. Según estimaciones, se trataría de cerca de 110 mil comercios no esenciales que se encuentran dentro del ámbito porteño y abarcará a los meses de junio y julio.   
 
Carlos Gianelli, presidente de la Asociación de Hoteles Restaurantes Cafés y Confiterías (AHRCC) señaló a Perfil que “queremos seguir trabajando y también priorizamos la salud, acompañamos a las autoridades en la decisión que tomaron, pero somos PyMEs, no podemos sostenernos cuando tenemos cero ingresos. Necesitamos la sanción de la Ley de emergencia ya”.
 
Según indicaron voceros del Gobierno porteño, la implementación de las medidas impulsadas "representará para la Ciudad de Buenos Aires un costo fiscal total de 600 millones de pesos", en un contexto en el que la administración registra una caída de la recaudación del orden del 35% promedio en los últimos tres meses.
 
El paquete de medidas prevé que también durante junio y julio se condone el impuesto al uso del espacio público para las actividades comerciales en la vía pública, es decir, aquellos locales de gastronomía que cuentan con sillas y mesas en las veredas. Otra de las iniciativas que será analizada por los legisladores apunta a una prórroga de la suspensión de embargos, la cual se extiende hasta el 31 de agosto.
 
Por otra parte, el Gobierno porteño impulsará una nueva línea de créditos accesibles a través del Banco Ciudad, destinada a la recomposición del capital de trabajo para los comercios con actividad no esencial. "Se trata de una propuesta de financiamiento que flexibiliza al máximo las condiciones de los préstamos para garantizar que puedan acceder a ellos la mayor cantidad posible de comercios, y dispone para el otorgamiento una gestión ágil de manera digital", indicaron a Perfil desde el Ejecutivo porteño.
 
Además, detallaron que "los nuevos préstamos, por un monto máximo de $500.000 por comercio, presentan una significativa reducción de la tasa de interés, estableciéndose una tasa fija del 12% (TNA), la cual contiene un subsidio de 12% otorgados en partes iguales por el Gobierno de la Ciudad y por el Banco Ciudad".
 
Al mismo tiempo, los nuevos préstamos presentan "una extensión de plazos que contemplan un período de gracia inicial de hasta seis meses para el pago del capital e intereses y, luego, hasta 18 cuotas fijas, abonando la primera cuota en enero de 2021".


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?