MEMORIA

Hoy se cumplen 35 años del inicio del Juicio a las Juntas

La legisladora Victoria Montenegro presentó un proyecto de declaración al cumplirse 35 años del inicio de la Causa 13, más conocida como Juicio a las Juntas.


La legisladora y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos Victoria Montenegro presentó un proyecto de declaración al cumplirse 35 años del inicio de la Causa 13, más conocida como Juicio a las Juntas. El objetivo de este proceso judicial fue investigar los casos, paradigmáticos, de las violaciones a los derechos humanos perpetrados durante la última dictadura cívico militar ocurrida en nuestro país.
               
Un 22 de abril de 1985, en el Palacio de Justicia de la Nación, la Cámara Federal inició las audiencias en las que se juzgó a las tres primeras juntas militares de la última dictadura cívico militar ocurrida entre 1976 y 1983.
 
“Creemos que es importante recordar una fecha como hoy ya que el Juicio a las Juntas fue un hecho fundamental en el camino de Memoria Verdad y Justicia que aún hoy estamos recorriendo. Fue un hecho histórico incluso a nivel mundial ya que buena parte de los represores fueron juzgados por un tribunal civil. El Nunca Más que surgió de aquel juicio expresó y aún expresa la voluntad de nuestro pueblo frente a cualquier intento de impunidad para los represores condenados en aquel momento y para los sentenciados en los juicios que se dieron a partir de 2003”, señaló Montenegro.
 
Durante el juicio, Jorge Rafael Videla y Emilio Eduardo Massera fueron condenados a reclusión perpetua e inhabilitación absoluta perpetua con la accesoria de destitución. Roberto Eduardo Viola fue sentenciado a 17 años de prisión y a inhabilitación absoluta perpetua con la accesoria de destitución. Armando Lambruschini a 8 años de prisión y a inhabilitación absoluta perpetua con la accesoria de destitución. Orlando Ramón Agosti fue condenado a 4 años y 6 meses de prisión y a inhabilitación absoluta perpetua con la accesoria de destitución. Omar Domingo Rubens Graffigna y Arturo Basilio Lami Dozo fueron absueltos porque asumieron la comandancia después que se cerrara el único centro de detención de su Fuerza.
 
Leopoldo Fortunato Galtieri y Jorge Isaac Anaya fueron absueltos porque no se pudo demostrar que personal a su cargo hubiera cometido alguno de los delitos del sistema ilegal de represión implementado cuando ellos asumieron el poder. Sin embargo, es importante hacer notar que los casos juzgados ni los presentados fueron la totalidad de los crímenes cometidos. “La sociedad argentina necesitó transitar años de duelo para poner en palabras lo que había ocurrido. La presión de las Fuerzas Armadas y el accionar de parte del arco político hicieron que la posibilidad de enjuiciar a la mayoría de las y los responsables tardara años”, concluyó la diputada del Frente de Todos. 
 


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?