SALUD Y DERECHOS

Tras el repudio, el Hospital Piñero tapó el mural de una artista antiderechos

“Con solo imaginarnos qué le pasa a una adolescente víctima de una violación cuando llega al hospital y se encuentra con esta imagen alcanza para darle prioridad a estas personas y no a un dibujo”, dijo la responsable de la Asesoría Tutelar Nº1.

Foto: Página 12.


Los reclamos de los y las trabajadoras del Hospital Piñero llevaron a las autoridades del Hospital Piñero a ordenar que se tape el mural pintado por una artista antiderechos en el área de maternidad del establecimiento público porteño.

El dibujo, sobre fondo celeste, mostraba un feto rodeado por un círculo de flores. Profesionales del área de la maternidad enviaron una carta a las autoridades pidiendo que fuera retirado, pero no obtuvieron respuesta formal, según consignó Página 12. Finalmente, el dibujo fue cubierto por una lámina de madera, que más tarde quedó totalmente pintada de color celeste, como el resto de la pared.
Se trataba de una obra de la artista Lisette Feider, quien en redes sociales había detallado que representaba un "homenaje al niño por nacer".

“El acceso a la salud no puede estar atravesado por imágenes simbólicamente violentas como esta pintura”, señaló una psicóloga del hospital. Y agregó que en imágenes como esa “se estigmatiza a la mujer respecto de cuál es su rol en la vida”. La especialista remarcó además que “en el mismo pabellón se atiende a una mujer que acaba de perder su embarazo de ocho meses y a otra que tiene en brazos a su bebé recién nacido", por lo que en la Maternidad permitir ese tipo de obras puede lesionar derechos de pacientes.

La semana pasada, la asesora tutelar Mabel López Oliva presentó un oficio ante el Ministerio de Salud de la Ciudad para solicitar que taparan la pintura por constituir “claramente un obstáculo intimidatorio ante las niñas, adolescentes y personas afectadas en su salud mental, que recurren al lugar para acceder a la interrupción legal del embarazo”.

En sus redes sociales, la artista dijo ser víctima de “atropellos de parte de los directivos” del Hospital y adujo "hasta aprietes a mis afectos que trabajan allí". Además, compartió el boceto para sea usado "en remeras u objetos múltiples".

“Creemos que la iniciativa del mural antiderechos puede ser una especie de respuesta a la campaña de la agrupación Socorristas en Red”, evaluó la trabajadora del Piñero, en referencia a “En un mundo justo, las niñas no son madres”, una iniciativa lanzada a principios de diciembre. Parte de la campaña consiste en la producción de murales, como los cincuenta que ya fueron pintados en distintas ciudades del país.

“Con solo imaginarnos qué le pasa a una adolescente víctima de una violación cuando llega al hospital y se encuentra con esta imagen alcanza para darle prioridad a estas personas y no a un dibujo”, advirtió la responsable de la Asesoría Tutelar Nº1 en diálogo con Página 12.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?