PARQUE PATRICIOS

Predio en disputa: Larreta prioriza un polo gastronómico en detrimento de una escuela

En Pepirí 185 el GCBA construyó un patio de comidas donde llevaba años prometiendo una escuela. Ante el reclamo, la obra para un nuevo jardín comenzó al lado. Pero el espacio no alcanzó: en vez de quitarle metros al polo gastronómico, se los quitarán a otra escuela.



por Luciana Rosende

Otra vez, el Gobierno de la Ciudad expuso sus prioridades. En un predio de Parque Patricios donde conviven un patio gastronómico, una escuela primaria y terreno con promesa de jardín de infantes, la gestión de Horacio Rodríguez Larreta –según denuncia la comunidad educativa- optó por sacarle metros al espacio escolar, en lugar de reducir el patio de comidas. A principios de este año, el predio en cuestión –en Pepirí y Uspallata- había quedado en medio de una fuerte polémica justamente por la inauguración de ese polo gastronómico, construido rápidamente mientras una escuela anunciada en ese lugar llevaba –y lleva- años de espera.

El Polo Gastronómico de Parque Patricios se encuentra en la esquina de Pepirí y Uspallata. A pocos metros, sobre Uspallata, está la Escuela Primaria 2 del Distrito Escolar 5. En el medio, entre los dos terrenos, está el espacio destinado a una escuela nueva y largamente prometida, que fue una de las denunciadas como “escuela fantasma” por legisladores de Unidad Ciudadana. Porque, aunque figuraba en la web oficial del gobierno porteño como escuela en ejecución, en el lugar había un baldío. Recién después de ese reclamo se puso el cartel de obra.



Ahora, otro reclamo estalló en el mismo predio. Según denuncia la comunidad educativa de la Escuela Primaria 2, el Gobierno de la Ciudad detectó que le faltaban metros disponibles para construir el jardín en obra. En lugar de quitárselos al patio de comida, apuntarían a quitárselos al espacio escolar ya existente. Esto implica, además, destruir una obra inaugurada hace cuatro meses, que privó a nenes y nenas de su patio durante dos años y medio, para construirla exactamente igual del otro lado.

“El Gobierno de la Ciudad quiere hacer una nueva obra sobre la Escuela 2 que consiste en levantar la obra que se inauguró hace cuatro meses sobre el patio y que nos tuvo dos años y medio sin patio, para hacer lo mismo del otro lado: una subida de camión para el comedor. Así que los chicos y chicas se quedarían sin patio por el tiempo que dure la obra. La parte que quieren levantar es para darle a una supuesta nueva escuela inicial que se haría lindante a la nuestra. Digo supuesta porque tenía el terreno asignado en la esquina –lugar que también usábamos y sacaron- pero esa esquina fue usada para un patio de comidas que se inauguró en el verano. Ahora se dieron cuenta que les faltan metros y quieren avanzar sobre nuestra escuela. Nos habían dicho que nos sacarían tres metros, nosotros les decimos que se lo saquen al patio de comidas, ocupando el espacio del negocio y no de la escuela”, relató Natalia Rossi, docente y delegada de Ademys, en diálogo con Nueva Ciudad.

Además, contó la maestra, los tres metros que les anunciaron oficialmente que les quitarían resultaron ser más. “Hoy vinieron a medir y son 12 metros por 20. La indignación de la comunidad educativa es muy grande. Hicimos asambleas, fuimos a la Legislatura, hicimos un semaforazo para contarles a los vecinos y elevamos cartas. Vamos a seguir haciendo acciones, nos parece totalmente injusto que el Gobierno de la Ciudad avance sobre el espacio que usan nuestros chicos y chicas para educarse y recrearse y no lo haga sobre el espacio donde inicialmente iba a haber una escuela y construyeron un gran negocio”, concluyó.

El martes, durante la presentación que familiares y docentes hicieron en la Legislatura, contaron que el conflicto comenzó el jueves 6, cuando “una persona  que se identificó como arquitecto de la obra ingresó a la escuela para hacer mediciones y dijo que la nueva obra requería desplazar el límite tres metros hacia la escuela, quitándonos 100 m2 aproximadamente del patio y eliminando el acceso por rampa, destruyendo una obra necesaria y recientemente construida”. Al día siguiente, “personal de la empresa Mediterráneo ingresó por la rampa sin autorización” para continuar con las mediciones. “Como miembros de la comunidad educativa queremos presentar nuestra disconformidad. En todo caso proponemos que se usen metros del otro terreno lindante, del patio gastronómico”, plantearon.

“Durante febrero y marzo organizaciones sociales, políticas y sindicales del barrio estuvimos haciendo distintas acciones denunciando este atropello a la escuela pública. Incluso hicimos un festival de la Multisectorial por la Escuela Pública: la idea de hacerlo ahí fue porque entendemos que es un símbolo de lo que es Larreta en la Ciudad, que no sólo ajusta en educación sino que además le designa espacios a emprendimientos privados en detrimento de la escuela pública”, remarcó Pablo Francisco, de la Comisión Directiva de UTE y referente de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) en el Distrito Escolar 5. Y agregó que a pocos metros de allí se da desde hace un año otra lucha por evitar que el Gobierno de la Ciudad instalar un bar dentro de la biblioteca pública del Parque Patricios. “No es un hecho aislado sino una política sistemática usar espacios públicos para emprendimientos privados”, advirtió. 

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?