EDUCACIÓN

Ante las trabas en las becas para comedores escolares, un proyecto para que sean gratuitos

“La alimentación de lxs estudiantes es un derecho que el Estado debe garantizar”, expresó Lorena Pokoik. Su bloque presentó una iniciativa para garantizar todas las comidas en las escuelas públicas porteñas. En la conferencia, la Multisectorial reclamó más presupuesto educativo.



“Hay un Gobierno que a partir de mañana le va a quitar la comida en las escuelas a lxs niñxs cuyas familias no hayan completado un trámite burocrático”, advirtió Eduardo López, referente de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), en la conferencia que dio ayer la Multisectorial por la Escuela Pública para reclamar mayor presupuesto educativo. En ese marco, además, se presentó un proyecto que universaliza en la Ciudad el acceso a los comedores escolares de forma gratuita.

“Queremos que lxs niñxs aprendan con la pancita llena. Vamos a movilizarnos cada vez que quieran sacarle un derecho a nuestrxs estudiantes. Por cada pibe tiene que haber un plato de comida”, planteó López, en repudio a las trabas burocráticas que en el último tiempo implicaron un recorte en el acceso a los comedores para nenes y nenas de escuelas públicas porteñas.

El trámite para la beca de los comedores consta de dos pasos: uno online, mediante una planilla que requiere abundante documentación (DNI de los padres y hermanos, recibos de sueldo o banda negativa, recibos de alquileres, remedios, certificados de enfermedades crónicas, etc), y otro presencial. Para ello hay que solicitar un turno para concurrir a los centros comunales y llevar la documentación original. La inscripción está cerrada desde la semana pasada y no dan más turnos para validar la documentación. La beca puede ser aprobada al 100 o al 50 por ciento o denegada: la dirección de la escuela debe dar el ok online del trámite, que anteriormente se realizaba directamente en cada colegio.

“Ayer fui a una escuela de La Boca que tiene 500 pibes y solo 400 terminaron el trámite de la beca”, contó López, y señaló que “la directora tiene que decirle a 100 chicos de 6 años que están todo el día en el colegio, desde las ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde, ‘vos no comés, porque los concesionarios van a traer 400 raciones y no 500. Aunque escriban ‘querida familia’, para que los padres retiren a los chicos si no tienen plata para pagar, son canallas que quieren sacarles la comida”.



Para revertir ese panorama y en consonancia con lo establecido por los artículos 20, 22, 24 y 46 de la Constitución de la Ciudad, desde el bloque de Unidad Ciudadana se presentó un proyecto de ley que establece la gratuidad y universalidad de los servicios alimentarios en todos los establecimientos educativos de la Ciudad. “La alimentación de lxs estudiantes es un derecho que el Estado debe garantizar”, remarcó la legisladora Lorena Pokoik.

Durante la conferencia convocada por la Multisectorial se apuntó contra el recorte del presupuesto educativo, que afecta no sólo en cuanto a los comedores sino también a vacantes e infraestructura escolar, entre otros. “Cuando asumió Mauricio Macri como jefe de gobierno en 2007 el presupuesto educativo era del 30 por ciento del total. Hace 13 años que están y el presupuesto está en 17 por ciento porque lo bajaron un punto por año”, explicó López. Y concluyó: “Vamos por la restitución del presupuesto educativo para que vuelva al 30 por ciento, y por la sanción de una ley que garantice que no se le va a sacar el plato de comida a los niños en la escuela”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?