EDUCACIÓN

“¿Por qué Acuña y Larreta no entregan el edificio a su comunidad?”, la pregunta del abrazo al Yrurtia

Alumnos, padres y docentes del Yrurtia exigen la mudanza inmediata al nuevo edificio. El Gobierno de la Ciudad publicita su apertura, pero los 400 estudiantes siguen cursando en la sede vieja, en condiciones precarias. Concentración y protesta esta tarde.



La comunidad educativa de la escuela Rogelio Yrurtia reclama que el Gobierno de la Ciudad cumpla su compromiso y entregue el nuevo edificio para que los estudiantes dejen de cursar en condiciones precarias. Ante la falta de respuesta, alumnos, familias y docentes convocan a un abrazo este lunes en la vieja sede. Con un interrogante como eje: “¿Por qué Acuña y Larreta no entregan el edificio a su comunidad?”.

El abrazo será en Av. Juan Bautista Alberdi 4754, este lunes a las 17:30. La comunidad educativa exige la “mudanza inmediata”. El reclamo tiene una larga historia: “Después de 10 años de reclamar un nuevo edificio, consecuencia de las deficientes y peligrosas condiciones del actual establecimiento, que no es apto para contener a la creciente matrícula, se logró el objetivo. Sin embargo el nuevo Yrurtia, ubicado en Av. Juan Bautista Alberdi 4139, construido con las condiciones específicas que requiere esa modalidad, recibió la denominación de ‘Polo de las Artes’. El Gobierno porteño y la cartera educativa decidieron frenar la mudanza del alumnado, la cual debió efectuarse en el inicio del ciclo lectivo 2019”.

Familias, docentes y estudiantes denuncian que “Horacio Rodríguez Larreta y Soledad Acuña intentan imponer de manera arbitraria la convivencia con otras instituciones educativas y administrativas. De hecho restringen 10 de las 24 aulas del edificio, además de otros sectores de diversas plantas”. Incluso, el Gobierno de la Ciudad comenzó a publicitar la apertura del Polo de las Artes como un hecho ya concretado, algo que desde la comunidad del Yrurtia denuncian que no es así. “La publicidad oficial anuncia que esta escuela está funcionando, pero no hay comunicación de mudanza, la que fue pautada por la conducción escolar y el Gobierno para el pasado 1 de abril. Mientras tanto, los 400 alumnos continúan educándose en el viejo Yrurtia, sin bancos, mobiliario, aparato telefónico. Sin calefacción ni ventilación. Tampoco cuentan con los materiales para utilizar en los talleres, porque éstos están embalados para mudarse. De esta manera, cada día se vulneran y pisotean sus derechos a educarse dignamente”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?