ABORTO

Volvieron las pintadas antiderechos a la Ciudad: dos instituciones vandalizadas

La Fundación Huésped y Casa Fusa, que trabajan por la salud sexual y reproductiva y los derechos de los jóvenes, fueron atacadas durante el fin de semana. “El aborto no se debate, se combate” y “Aborto=Genocidio”, decía entre aerosol celeste y explosiones de pintura roja.



Las agresiones de sectores autodenominados “pro-vida” contra defensores del aborto legal, seguro y gratuito se multiplicaron tras la media sanción del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo en Diputados y hasta la votación negativa en el Senado. Pero durante el último fin de semana, las expresiones antiderechos reaparecieron en territorio porteño con pintadas contra el aborto en dos instituciones abocadas a la salud y los derechos de los jóvenes.

Los grafitis celestes aparecieron en la fachada de la Fundación Huésped, dedicada a reducir el impacto de enfermedades con foco en VIH/sida y hepatitis virales, así como en la sede de Casa Fusa, único centro de salud especializado en adolescentes y jóvenes de la Ciudad. En ambos casos advirtieron que no se trató de hechos aislados.

“El aborto no se debate, se combate” y “Aborto=Genocidio” fueron las frases escritas entre rayones celestes y explosiones de pintura roja sobre las paredes de la Fundación Huésped. “Lamentablemente, esto no es un hecho aislado, sino que sucede en un contexto de agresiones crecientes a quienes se han manifestado a favor de la legalización del aborto, ya sean legisladores, instituciones o mujeres que lucen el pañuelo verde”,  señalaron desde esa entidad.

“Lamentamos que las personas que violentaron nuestra sede entiendan que el aborto no se debate. El debate ya se dio y en la opinión pública ganó el derecho a decidir. Las paredes se volverán a pintar, los argumentos irrefutables lo seguirán siendo y el aborto legal será ley”, concluyeron.

“Una vez más la sede de Grupo Fusa fue blanco del ataque de intolerantes que no admiten la vida en democracia y el disenso desde el respeto. Repudiamos cualquier acto de violencia y reafirmamos nuestro compromiso con el trabajo por los derechos de adolescentes y mujeres”, indicaron por su parte desde Casa Fusa. “Lobby abortista” y “Fusa aborto” fueron algunos de los mensajes escritos en su fachada.

Se supone que ambos ataques fueron obra de los mismos agresores, ya que Huésped y Fusa se encuentran a escasos metros de distancia. La primera en Carlos Dr. Gianantonio 3932 y la segunda en Lezica 3902, en Almagro.

A lo largo del mes de julio, en la etapa previa a la votación en el Senado, las pintadas antiderechos se multiplicaron en territorio porteño. Por caso, en fachadas de locales de Nuevo Encuentro. Hubo grafitis realizados en simultáneo en hasta tres locales, así como claras expresiones de amenaza: “Abortistas, se las vamos a cobrar”.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?