LA CULTURA EN LA CIUDAD

Duro análisis sobre el Complejo Teatral: "Lo arruinaron"

El dramaturgo Mauricio Kartún aseguró que "la cultura es una valor incómodo para las gestiones políticas porque en líneas generales no saben qué hacer con ella".

El dramaturgo y director teatral, Mauricio Kartun, realizó un duro análisis de la situación del Complejo Teatral de la Ciudad, la cual calificó de "grave". Según entiende el autor, desde el Gobierno porteño "lo arruinaron. Les dieron un libro, no sabían para qué servía y lo usaron para equilibrar la pata corta de la mesa. Si no entendés la utilidad de algo lo manoseás y lo terminás rompiendo".

El director realizó, en una columna publicada en el diario Página 12, una distinción entre la condición de "estatal" de un teatro y la "función pública" del mismo. Según entiende, "un teatro estatal existe porque cumple con su función pública. Si no, podrá ser todo lo oficial que se quiera, pero público no. Igual que una escuela del Estado: ofrece su servicio, sirve a la comunidad. Y la función de la cultura, como la educación, es incluyente".

Si la cultura no puede ser obligatoria, como la educación, tiene que ser al menos inducida. Promovida.



Al respecto, señaló que "la cultura hará siempre más contra la inseguridad que la policía más feroz". Sin embargo, sostuvo que "como los funcionarios que nos tocan ahí son ignorantes, pero nada tontos, es muy posible que a fin de temporada o principio de la otra reabran alguna de las salas con trompetas y Susanas Giménez".

La tarea del artista, señala  Kartun, es repertirse las funciones y los contenidos, incluso los que no son tocados por las gestiones, "a riesgo si no de terminar alegremente convencidos de que lo importante de un teatro público es que lo abran. Y no que abierto cumpla su función pública".

Si bien no se mostró optimista respecto "de que el PRO rece conmigo, pero la fe es la fe", el dramaturgo expuso su plan para el Complejo Teatral porteño. Según entiende, las entradas deben ser baratas, "pero baratas", remarcó, "para cualquier bolsillo". Además, debería haber dos funciones gratuitas semanales, "al menos", para cada espectáculo. "Un teatro como el San Martín debería operar como centro cultural. Un lugar donde se pueda pasar el día".

En diálogo con radio Vorterix, el director amplió su análisis sobre el Complejo y dijo que "año tras año uno ha visto cómo entra en franco deterioro, observa cómo el edificio se viene abajo. Arrancan las obras para repararlo y se empiezan a transformar en una especie de condena interminable. Y la sala termina cerrada hasta fin de año”.

Actualmente, de las siete salas del Complejo Teatral de Buenos Aires, sólo dos estarán abiertas durante todo este año. “No ha quedado nada del orgullo de la Ciudad de Buenos Aires por los teatros, la programación, los concursos y las entradas accesibles. Apenas dos salas abiertas. Produce una tristeza muy grande. La desaparición de una usina cultural es absolutamente preocupante“, manifestó.

Según su análisis, “la cultura es una valor incómodo para las gestiones políticas porque en líneas generales no saben qué hacer con ella. Recuerdo que hace 7, 8 años atrás cuando asumió Mauricio Macri en el gobierno de la Ciudad, uno de la preocupación de la conducción del teatro era la ecuación de cuánto le costaba cada espectador”.

Finalmente, Kartún sostuvo que el Gobierno macrista calculaba “cuánto costaba sostener el teatro dividido por la cantidad de espectadores. Lo hacen sin comprender que salga lo que salga no está gastando en entretenimiento sino invirtiendo en cultura y en la educación es exactamente lo mismo".


COMENTARIOS



UBICACIÓN


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?