Cultura

Denuncian el vaciamiento del Teatro San Martín

Artistas presentaron el Informe SM donde se detallan las condiciones de trabajo en el Teatro San Martín, la reducción de las producciones y el traslado al sector privado.

A fines de octubre se presentó el Informe SM en el ciclo Mis Documentos. El documento realizado por la directora Lola Arias en el Centro Cultural San Martín evidencia los problemas que van desde la programación hasta las condiciones de trabajo. Según detallan, siguen "sin aire acondicionado, trabajando de día porque el Gobierno quiere ahorrar costos. No hay agua potable y los ascensores no andan".

Según explicó Lola Arias al portal Diario Z, "la situación del edificio, la demora en el pago de los salarios, (hay que) sacarlo al debate público. Obviamente, no es para atacar al San Martín sino una forma de defenderlo”. Y subrayó que nunca sintió condicionamientos de las autoridades sino que agradece que siempre tuvo “mucha libertad para elegir temas y artistas”.

Haciendo hincapié en el taller de danza del Centro Cultural San Martín, artistas y actores pidieron la vuelta de la danza independiente a la programación del Complejo Teatral de Buenos Aires. Los bailarines del Foro Danza en Acción cuestionan un estado de cosas que está hundiendo en la decadencia al teatro más emblemático de la Ciudad y al conjunto del Complejo Teatral de Buenos Aires (CTBA), conformado, además del San Martín, por los teatros Alvear, De la Ribera, Sarmiento y Regio.

Según denuncian, el San Martín siempre fue el espacio insignia para la difusión del arte, de formador de público y artistas pero, desde hace tiempo, atraviesa un retroceso imparable, con independencia de la calidad y jerarquía de muchos de sus espectáculos. La creación del Complejo Teatral de Buenos Aires, en 2001, en vez de reforzar la producción artística del teatro público devino en vaciamiento.

El Informe SM detalló que de las 125 producciones en 2004, quedaron sólo 44 en 2014. “En todo el complejo hay poca producción, cada año menos”, explicó el técnico Fabricio Rotella a Diario Z.

Además, el informe evidenció la transferencia del teatro público hacia el sector privado al señalar que las "producciones asociadas" con empresarios del espectáculo ocupan hoy el 80% de la recaudación del teatro. Incluso, en ocasiones, el espacio es utilizado como sala de alquiler para eventos. Hace no mucho, el empresario Andrés von Buch cerró el teatro por 80 mil dólares para festejar su cumpleaños con una fiesta de disfraces y un espectáculo privado de ballet.

Mientras tanto, señalan que los trabajadores contratados del teatro ganan salarios de $7.500 $ 12 mil los de planta permanente. Además, denunciaron que en 2007, un tercio de los bailarines del ballet contemporáneo fueron despedidos por reclamar ART, jubilaciones y un régimen de licencias.

Hace tres años el Gobierno porteño aprobó en la Legislatura la venta de 17 inmuebles para financiar las obras de infraestructura y puesta en valor del Teatro General San Martín. El objetivo era recaudar $40 millones de los $72 millones necesarios para la remodelación. El plazo para culminar los trabajos era de 18 meses sin embargo, tres años más tarde, aún continúan.



COMENTARIOS



UBICACIÓN


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?