COMUNA 15

Existe un misterioso castillo que emergió con la demolición del puente de Juan B. Justo

La construcción, ubicada en el barrio de Villa Crespo, tiene tres torres; en el lugar funcionó envasadora de perfumes y ahora pertenece al Gobierno porteño.


Cuando demolieron el puente de Juan B. Justo para elevar las vías del ferrocarril San Martín, de pronto apareció un tesoro arquitectónico tapado durante décadas, es una especie de castillo con tres torres que queda en Darwin 1251, en el barrio de Villa Crespo.
 
El castillo se encuentra abandonado, remite a las usinas de electricidad de principios del siglo XX que eran auténticamente neorrománicas. En el frente de Darwin 1251 se destaca un enorme portón con vidrios rotos y grafitis que dan cuenta de su abandono. “Se pueden apreciar los ladrillos rojos combinados con las aberturas en arco de medio punto remarcadas en color claro, al que se recurre también para las almenas en el remate y las torretas, típicas del románico y del neorrománico, un lenguaje arquitectónico de entre fines del siglo XIX y principios del XX”, explicó a La Nación la arquitecta Marta García Falcó, investigadora en patrimonio cultural.
 
Otra de las incógnitas que hay alrededor de la construcción es su fecha de inauguración. Sin embargo, a simple vista se percibe que es contemporánea y, según informó la Secretaría de Desarrollo Urbano porteña, la obra no está protegida. “Es un hibrido, sin estilo ni valor arquitectónico. No se lo puede catalogar, ni siquiera como ecléctico”, agregó a La Nación el arquitecto Jorge Caramés, asesor de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos. “El recurso de utilizar lenguajes historicistas y no puros quizá responda a representar una marca de fábrica, o simplemente a dejar un sello en la zona”, señaló.
 
El Gobierno de la Ciudad explicó a La Nación que en la actualidad la propiedad pertenece al Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC).El lugar no está habitado y se realizarán obras necesarias para que queden habilitadas nueve viviendas en su interior”, dijeron fuentes del IVC, sin brindar detalles sobre el inicio de las obras, aunque dejaron en claro que “no será demolido”.
 
El inmueble formaba parte de la traza de la ex-Autopista Central 3 del Plan General de Autopistas, diseñado por la última dictadura cívico militar. Es evidente que cuando surgió el proyecto de realizar allí la autopista que correría en forma perpendicular a Córdoba, expropiaron la franja y algunas construcciones fueron demolidas, pero el castillo afortunadamente no lo fue.
 
Según se pudo rastrear a partir de registros oficiales, habría sido construido en la década del 70, tiene una superficie cubierta de 1341 metros cuadrados y posee cuatro plantas. En la década del 80 funcionó una discoteca, más tarde, en 1997, fue sede de un partido político y algunos vecinos recuerdan que funcionaba una envasadora de fragancias.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?