CORONAVIRUS

La mitad de las empleadas domésticas se quedó sin trabajo durante la cuarentena

En la Ciudad, en el segundo trimestre la ocupación cayó 48,3%, casi el triple que el 16,9% del nivel general en el distrito.


La rehabilitación de las tareas del personal doméstico en la Ciudad de Buenos Aires se decidió luego de que las autoridades del Gobierno porteño comprobaran que el sector fue uno de los más afectados por las medidas restrictivas en casi siete meses de aislamiento social, con una caída interanual del 48,3% en su nivel de ocupación.
 
Estos datos son del último informe de la Población Económicamente Activa (PEA) en la Ciudad correspondiente al segundo trimestre. El informe de la Dirección General de Estadística y Censos (DGEyC) puso en evidencia cómo el inicio de la cuarentena el 20 de marzo pasado afectó de manera diferenciada a los sectores laborales, según su acceso a la formalidad, su capacitación o su actividad.
 
En el segundo trimestre del año, la población asalariada porteña tuvo una caída del 16,9% en comparación con el mismo período de 2019. Pero, dentro de ese porcentaje hubo realidades diferentes: la población asalariada con descuento jubilatorio se redujo un 5,3%, pero en el caso de los trabajadores no registrados (informales o “en negro”) el retroceso fue del 62,8%.
 
La DGEyC destacó que “el servicio doméstico es uno de los grupos ocupacionales que se ve especialmente afectado por la emergencia sanitaria”, si bien su situación venía arrastrando una precariedad histórica, al punto que antes de la pandemia el trabajo sin aportes jubilatorio abarcaba a “dos tercios de las trabajadoras domésticas”.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?