COMUNA 15

Aniversario virtual de Villa Crespo

Este año el barrio de Villa Crespo celebra su 132 aniversario de una manera diferente, ya que por el aislamiento obligatorio no se podrá realizar el tradicional festejo en la plaza Benito Nazar.


El barrio de Villa Crespo cumple 132 años, la costumbre es celebrar en la plaza Benito Nazar, pero en tiempos de pandemia no se puede, así que las organizaciones sociales, educativas, políticas, culturales y deportivas del barrio, invitan a festejar desde la virtualidad.
 
La cita comenzó ayer miércoles, y se extiende hoy y mañana viernes. Habrá espectáculos, charlas, música y muchas propuestas más. Bajo el hashtag #VillaCrespoCumpleEnCasa, instituciones como el club Atlanta, la escuela cooperativa Mundo Nuevo, la Cámara de Comercio, la cooperativa de consumo La Yumba, el espacio cultural Marechal, el grupo de teatro comunitario Matemurga, prepararon una programación para compartir desde las redes sociales con todo aquel que se quiera sumar.
 
En Villa Crespo convergen distintas experiencias culturales y sociales. Su tradición de barrio de clase obrera y comercial y su notable inmigración proveniente de Europa y Asia hacen de este barrio un lugar de características propias.
 
Villa Crespo surge junto al Arroyo Maldonado, sus aguas fueron vistas como un posible drenaje de fluidos industriales, lo que provocó el asentamiento de varios establecimientos fabriles. El establecimiento de la Fábrica Nacional de Calzado el 3 de junio de 1888 impulsó a la industria marroquinera. Sus obreros, mayoritariamente italianos, que tenían como patrono a San Crispín, bregaron para que la nueva villa fuera denominada en su honor. Luego de un gran debate se prefirió que el Santo Patrono fuera San Bernardo en honor al padre del gerente general de la fábrica, Don Salvador Benedit.
 
Este facilitó materiales para la construcción de las primeras viviendas para los obreros de la fábrica. Dichas viviendas tomaron el nombre de conventillos, en las cuales convivían numerosos inmigrantes de diversos orígenes, como en el conventillo de La Paloma.
 
El nombre del barrio proviene del apellido del intendente Dr. Antonio F. Crespo. Los rematadores de esos terrenos comenzaron a denominar el lugar como la Villa de Crespo, porque la subasta tenía demarcada la ubicación de la futura plaza, la estación, la seccional policial, la escuela y demás edificios que componen una villa o pueblo en formación.
 
Cronograma de actividades:
 


 

COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?