EMERGENCIA SANITARIA

Polémica: el GCBA creó el programa "Servidores Públicos" y hay preocupación entre los trabajadores

Por medio de un decreto del Jefe de Gobierno, trabajadores no esenciales del Gobierno porteño serán reasignados y pasarán a formar parte del programa para fortalecer la atención de la pandemia, pero advierten falta de formación, elementos de protección e higiene.



El martes pasado una publicación en el Boletín Oficial de la Ciudad generó alarma entre los trabajadores considerados como "no esenciales" durante la pandemia. Con la necesidad de fortalecer la atención y contención para hacer frente al coronavirus, se creó el programa “Servidores Públicos” en apoyo a las acciones de concientización, distanciamiento social y cercanía a los ciudadanos, implementadas por el Gobierno en el marco de la política sanitaria COVID-19, que funcionará bajo la órbita de la Secretaría de Transformación Cultural.
 
Los trabajadores temen por las condiciones de cuidado ante situaciones de riesgo y advierten la falta de capacitación para enfrentar un panorama de esta índole, sobre todo porque no suelen realizar acciones con grupos vulnerables de forma directa. También les preocupa la falta de cuidados ya que no se les entrega elementos básicos de cuidado como barbijos y alcohol en gel.
 
"Nos preocupa saber cómo nos vamos a resguardar", aseguraron desde el área de Cultura a El Destape y advirtieron: "No tenemos la formación indispensable como para estar en un centro de salud y no quisiéramos tener que quedar en esa situación incómoda de exposición, ya que nuestras tareas se limitan a acciones culturales puntuales y no a la atención de grupos vulnerables”.
 
Una de las trabajadoras recordó que "hace poco mandaron un mail solicitando los datos personales como el nombre, el DNI, el título universitario y un teléfono. Muchos no respondieron, pero intuimos que estaban armando listados para asignarnos algo relacionado con este programa".
 
Patricio Villani, delegado de la junta interna de ATE Promoción Social analizó que "si no son tareas netamente esenciales, no debería sumarse más gente en la calle y, de necesitarse en lugares específicos, tienen que ser personas formadas. Pareciera ser una respuesta más política que sanitaria”. Muchos trabajadores denuncian que se les entrega un chaleco de color amarillo, “ellos dicen que es para identificarnos como personal del Gobierno de la Ciudad, pero lo cierto es que están haciendo publicidad de Cambiemos con nosotros que en muchos casos somos personal de planta permanente. Esto nos hace acordar al año pasado cuando en plena campaña para las elecciones nos obligaban a volantear y poner mesas en las esquinas”.
 
Desde el Gobierno porteño argumentaron que la organización y gestión se vio obligada a priorizar la atención de la emergencia sanitaria requiriendo que cada repartición estatal priorice sus actuaciones al servicio de la pandemia, así como la reasignación de recursos, incluidos los trabajadores, para acompañar las acciones desarrolladas. Ante ese panorama, consideraron necesaria la "creación de un programa de Servidores Públicos, en apoyo a las acciones de concientización, distanciamiento social y cercanía a los ciudadanos". El mismo funcionará bajo la órbita la Secretaría de Transformación Cultural, dependiente de la Jefatura de Gabinete de Ministros, y también implicará actividades de apoyo a los equipos de salud de todos los recursos humanos disponibles.
 
Desde el área de Cultura los trabajadores aseguraron que esta modalidad venía funcionando bajo la forma de voluntariado, "pero ahora es más compulsivo". Los trabajadores no fueron debidamente notificados sobre cómo serán las actividades, sus funciones ni protección. Durante la primera etapa de la cuarentena este tipo de comunicaciones se hicieron vía WhatsApp, sin notas formales ni membretadas.
 
Según la resolución publicada el martes, las autoridades superiores de cada repartición están facultadas a “poner a los trabajadores a disposición de las áreas definidas como esenciales”, así como “modificar los horarios habituales de trabajo o lugar de prestación del servicio”. Se manifestó que la situación es especial, transitoria y excepcional y que “en ningún caso implicará un menoscabo salarial sobre los conceptos normales y habituales percibidos por el personal y en todo momento se priorizará la salud y seguridad de los/as trabajadores/as".
 

“Lo importante es, si se necesita personal, contratar gente capacitada, ya hubo dos tandas grandes de contratación en Salud, es importante, pero sigue faltando. Se trata de sumar profesionales específicos para tareas específicas", sostuvo Villani a El Destape.
 
“Se están utilizando a trabajadores del Estado para que vayan a hacer algo y que reditúe políticamente sin que necesariamente aporte a mitigar la cuestión del virus", analizó el delegado. Los trabajadores cuentan que “es como que nos sacan a pasear con la pechera amarilla, a mostrar que están haciendo algo desde el Gobierno de la Ciudad, cuando en realidad se está sumando gente en la calle sin una tarea real”.
 
En tanto el gremio mayoritario, el Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad (SUTECBA) sacó un comunicado diciendo que “se acordó la participación de aquellos compañeros aptos para desarrollar las tareas que se le encomienden, en colaboración con el sistema sanitario. Estas acciones se desarrollarán en turnos reducidos, en sitios que sean consensuados con el trabajador”. Ayer por la noche los comentarios de los trabajadores en la página de Facebook del sindicato eran denuncias y aprietes realizados por parte de los funcionarios. Curiosamente los comentarios fueron suprimidos.
 


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?