EMERGENCIA SANITARIA

La Justicia ordenó a Larreta garantizar la alimentación saludable en las escuelas durante la pandemia

Otro revés judicial para Larreta, fruto de la lucha de familias, cooperadoras y docentes. La medida dispone que se entregue leche o yogurt para todos los días programados, así como elementos de higiene y desinfección en el marco de la pandemia de coronavirus.

Reparto de alimentos en una escuela de La Boca.


En otro fallo que golpea a la administración de Horacio Rodríguez Larreta, la Justicia porteña le ordenó al Gobierno de la Ciudad garantizar una alimentación saludable a niños, niñas y adolescentes de escuelas públicas. La medida dispone que se entregue leche o yogurt para todos los días programados, así como elementos de higiene y desinfección en el marco de la pandemia de coronavirus.

El fallo es fruto de la lucha de familias, cooperadoras y docentes, que vienen denunciando las irregularidades en el reparto de viandas, así como las carencias en cantidad y calidad de alimentos que provee el Gobierno de la Ciudad desde las escuelas. Los reclamos por la alimentación deficiente en ese ámbito no son nuevos, pero se incrementaron y agravaron en el contexto de la cuarentena obligatoria y la interrupción de clases.

La jueza Romina Tesone, del Juzgado de Primera Instancia número 1 en lo Contencioso y Administrativo, resolvió “hacer lugar –parcialmente- a las medidas cautelares peticionadas en autos y en consecuencia, ordenar al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (Ministerio de Educación) que, en el plazo de tres (3) días de notificado: a) Presente en autos el menú y especificaciones técnicas correspondiente a cada modalidad de Canasta Alimentaria (desayuno, almuerzo y refrigerio), diferenciado para infantes menores de un (1) año, para quienes tengan de 1 a 3 años y de 4 a 18 o presenten celiaquía”.

En el escrito –al que accedió Nueva Ciudad- la magistrada detalló que “el menú (para todas las modalidades de canasta y franja etaria) deberá detallar: i) el listado de comidas previsto para los alimentos proporcionados, ii) las cantidades de micro y macro nutrientes que brinda cada alimento y comida, especificando el aporte de proteínas, hierro, calcio, vitamina A, D y C que otorga cada componente en cada comida y los que deberán ajustarse a las previsiones de la ley 3704 en cuanto a ingesta mínima”. Además, determinó que “el menú que se presente en autos deberá ser idéntico al que debe adjunte a cada canasta y contener, al menos, 10 listas de comida.  b) Adecue el contenido alimentario de las mentadas canastas al menú ordenado precedentemente. c) Incluya -en la modalidad ‘Desayuno’ de la Canasta Nutricional Alimentaria- leche (o yogur) para su consumo todos los días programados”. Así como también “un jabón o elementos de higiene para la adecuada desinfección y limpieza a fin de ser utilizado por sus beneficiarios/as para el lavado de manos y superficies”, tal como se recomienda para prevenir la expansión del virus Covid-19.

En el punteo de resoluciones, Tesone indicó también al Gobierno de la Ciudad que “presente en autos una propuesta de abastecimiento o modo de distribución de las Canastas (en cualquiera de sus modalidades) para los niños/as y adolescentes que las requieran y pertenezcan –estudiantes o responsables a su cargo- a los grupos de riesgo del Covid-19, de acuerdo con la clasificación contenida en la normativa vigente”.



“Conseguimos fallo judicial gracias a la pelea de las cooperadoras, familias y docentes: El gobierno de CABA debe garantizar una alimentación saludable a todos los niños, niñas y adolescentes que comen en las escuelas, diferenciando los nutrientes por franjas etarias”, destacó la legisladora del FIT Myriam Bregman, impulsora del pedido de una medida cautelar que dio lugar al fallo judicial. “Se hace eje en los nutrientes (6 grupos de alimentos) que debe recibir cada pibe tal como lo pedimos”, remarcó.

No es el primer revés judicial que recibe Larreta en el marco de la Pandemia. Días atrás, la Justicia porteña le ordenó proveer los insumos necesarios a los trabajadores de la salud en los hospitales Tornú y Moyano, mientras se suman protestas entre trabajadores del Ramos Mejía y el Durand, por caso. En el ámbito educativo, los reclamos comenzaron los primeros días de cuarentena obligatoria, cuando la vianda se basaba en sándwiches a diario –incluso para las salas de nivel maternal- y luego se tradujeron en quejas por las largas filas en las escuelas para acceder a las cajas de alimentos, que muchas veces llegaban con faltantes de productos y en cantidad insuficiente para las comunidades educativas, incluso en las zonas más vulnerables.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?