VACACIONES DE VERANO

Denuncian superpoblación y accidentes en las colonias de verano del Gobierno de la Ciudad

Las colonias funcionan en 79 establecimientos educativos: en 2019 asistieron 12.000 estudiantes y éste año superaron los 18.000. La demanda se incrementó un 50 por ciento, pero la infraestructura es la misma.



El 31 de enero terminaron las colonias de Vacaciones en la Escuela de la Ciudad y el diario Tiempo Argentino contó cómo fue para los padres y niños ésta experiencia. Hacinamiento, accidentes y falta de mantenimiento, son las problemáticas destacadas y más denunciadas.

Las denuncias comenzaron a principio de enero cuando desde el colectivo Vacantes para Todxs en las Escuelas Públicas emitieron un comunicado denunciando “condiciones de hacinamiento” y advirtieron que están “recibiendo cientos de denuncias de familias que hablan de grupos de más de 50 niñxs con solo dos personas responsables a cargo”.

La cifras que informaron las y los responsables de Vacaciones en la Escuela dan cuenta del hacinamiento de niñas, niños y adolescentes. Son 79 establecimientos educativos, al igual que e año pasado. Sin embargo, en 2019 fueron 12.000 estudiantes y éste año superaron los 18.000, es decir, la demanda se incrementó un 50 por ciento.

Por su parte, los polideportivos que participaron de las colonias pasaron de 14 en 2019, con 19.150 participantes, a 12 este año, con un total de 18.950 estudiantes.

Además, desde Vacantes para Todxs en las Escuelas Públicas informaron que muchas de las “escuelas colonia” sufren falta de mantenimiento e higiene. "Se supone que durante el receso escolar realizan el mantenimiento, pero las escuelas donde se hacen las colonias de vacaciones recién reciben asistencia cuando termina el ciclo, el 31 de enero", argumentó en diálogo con Tiempo Argentino un instructor que pidió no ser identificado por temor a represalias.

La falta de mantenimiento generó varios accidentes en los niños que concurren a las colonias. Silvia Andrea Bogao, madre de un niño que asistía a la colonia de la Escuela Nº9 DE 3 "Mariano Moreno", terminó con su hijo en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y relató a Tiempo Argentino que “tenía el dedo gordo de la mano izquierda destrozado y le terminaron dando tres puntos. Yo lo llevé al hospital porque no llamaron al SAME, dijeron que iba a tardar mucho en venir”.

El accidente fue con una reja a rota de la escuela, que según relató la madre el menor: “Los coordinadores me dijeron que habían pedido al Ministerio en varias oportunidades que fueran a arreglar esa reja y nunca lo hicieron”, cuenta.

Lo mismo ocurrió en la Escuela Nº19 DE 21 del Polo Educativo Lugano con una niña de ocho años que “recibió seis puntos en la frente porque se cortó con una puerta de metal rota, que tenía uno de sus lados abiertos”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?