IMPUNIDAD

Sobreseyeron a cinco policías que reprimieron a Madres de Plaza de Mayo en 2001

Los absolvió el juez Bonadio, por considerar que los delitos prescribieron. El fiscal Picardi apeló el fallo. Entre otras cosas, porque los agentes represores siguen en funciones. Uno de ellos, en la Policía de la Ciudad.

Imagen: Télam


El juez Claudio Bonadio sobreseyó a los cinco policías federales acusados de reprimir a las Madres de Plaza de Mayo en los alrededores de la Casa Rosada durante las protestas que de diciembre de 2001, en el final del gobierno de la Alianza. El fallo, que fue apelado por el fiscal federal Franco Picardi, fue dictado en los últimos días de 2019, antes de la feria judicial, y sostuvo que los delitos investigados habían prescripto.

Según consignó Página 12, cuatro de los acusados -los principales José Luis González y Fernando Héctor Villegas, el cabo Luis Oscar Rodríguez y el cabo primero Ramón Feliciano Vargas- eran funcionarios del Departamento Policía Montada del Cuerpo de Operaciones Federales de la Policía Federal Argentina (PFA). Por su parte Ernesto Weber era subcomisario y estaba a cargo de la Policía Montada: era quien daba las órdenes.

Las imágenes de estos efectivos desalojando violentamente la Plaza de Mayo poco antes del mediodía del 20 de diciembre quedaron como fotos emblemáticas de la feroz represión de esos días. Entre esas fotos, las más icónicas los mostraban avanzando con brutalidad sobre las Madres.

En su recurso de apelación al sobreseimiento dictado por Bonadio, el fiscal Picardi remarcó que no correspondía decretar la prescripción a los hechos investigados porque algunos de los policías continúan en sus funciones, lo cual conllevaría la suspensión de los plazos de prescripción.

Fernando Héctor Villegas actualmente se desempeña como comisario inspector, ostentando un rol jerárquico de jefe en la fuerza, a cargo del Departamento de Control Operacional de la Policía Federal Argentina, y Luis Oscar Rodríguez se encuentra ejerciendo como numerario de la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

"La represión perpetrada por agentes del Estado a las personas involucradas en esa manifestación es sin dudas un acto de violencia institucional –lo que se encuentra agravado por tratarse de manifestantes pacíficos–, razón por la cual se impone el deber de continuar con su investigación y juzgamiento", remarcó el fiscal en su recurso.

En 2016, el Tribunal Oral Federal (TOF) había condenado a cuatro años y nueve meses de prisión al ex secretario de Seguridad Interior del gobierno de la Alianza Enrique Mathov y a cuatro años al ex jefe de la Policía Federal Rubén Santos por dirigir la represión que generó cinco muertes y decenas de heridos en Plaza de Mayo.

Los policías ahora sobreseídos no llegaron a ser juzgados en ese juicio porque no habían podido ser individualizados. Recién en marzo del año pasado fueron identificados como quienes agredieron a un grupo de Madres en las inmediaciones de Plaza de Mayo.

La identificación se logró a partir del análisis de diferentes declaraciones, transcripciones de comunicaciones policiales y un peritaje llevado a cabo por la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP), de la Procuración General de la Nación.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?