MEMORIA

Reabrió el Museo del Holocausto

Luego de una puesta en valor, que demandó dos años de obras, el edificio ofrece una nueva exhibición permanente, de vanguardia y con una alta intervención tecnológica.


El acto de reapertura del Museo de la Shoá de Buenos Aires, ubicado en Montevideo 919, fue celebrado el domingo por la noche con la presencia de importantes líderes políticos, religiosos, sobrevivientes del holocausto, representantes diplomáticos y miembros de las comunidades religiosas que conviven en la Argentina.
 
Estuvieron presentes el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta; la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; el líder del Frente Renovador, Sergio Massa; los diputados nacionales Eduardo “Wado” De Pedro y Diego Bossio; el gobernador de Tucumán, Juan Manzur; el vicejefe del Gobierno, Diego Santilli; el senador nacional Miguel Pichetto; el ex candidato a presidente Roberto Lavagna; el dirigente radical Ernesto Sanz; la diputada provincial electa Malena Galmarini y el presidente de la Cámara Empresarial Argentina Israelí, Mario Montoto.
 
Tras las palabras de apertura, se emitió un video institucional mostrando el ingreso de un puñado de sobrevivientes del Holocausto al museo de la Shoá. Al cierre del evento, Marcelo Mindlin, titular de la Fundación del Museo del Holocausto, dijo: “Hoy podemos decir que los seis millones de víctimas del holocausto no volverán a morir. Diseñamos un museo para que la memoria no vuelva a morir, no queremos ser indiferentes y por eso quisimos reconstruir el museo”.
 
El museo apunta a mantener viva la memoria de las víctimas y divulgar testimonios de sobrevivientes. Los que visiten el museo entran por un camino de adoquines que desemboca en una puerta de vidrio en la que una foto ploteada produce la sensación de ingresar al campo de concentración de Auschwitz.
 
El museo funciona en un antiguo edificio de 3.000 metros cuadrados que pertenecía a una empresa de electricidad. El museo alberga una exposición permanente sobre el Holocausto, el exterminio de seis millones de judíos a manos del nazismo durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).
 
La exposición hace un recorrido histórico que muestra cómo lo que empezó por restricciones y "prohibiciones casi absurdas a los judíos para forzar su emigración de Alemania", desembocó en la llamada 'solución final' que buscó eliminar los judíos del planeta, explicó el responsable de contenidos del museo, el historiador Bruno Garbari.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?