VIOLENCIA DE GÉNERO

Un ecografista del Hospital Piñero, investigado por abuso sexual tras la denuncia de varias mujeres

Las denuncias comenzaron hace meses. Recién la semana pasada, el profesional fue apartado de su cargo mientras se lo investiga por presunto abuso durante la realización de ecografías vaginales.



Un médico ecografista del Hospital General de Agudos “P. Piñero” fue separado de sus tareas mientras se lo investiga por presunto abuso sexual, luego de varias denuncias en su contra por parte de mujeres a las que les hizo ecografías vaginales y transvaginales.

Según consignó Página 12 en una nota de la periodista Sonia Santoro, las mujeres denunciaron que el profesional aprovechaba la situación de indefensión que coloca a las mujeres en ese tipo de estudios y les tocaba la vulva, excediendo cualquier protocolo de actuación. El Hospital inició un sumario reservado.

Las primeras denuncias llegaron al área de Género de la Defensoría hace un par de meses, a raíz de consultas de varios Cesacs que dependen del hospital. La semana pasada el director médico del Hospital, Daniel Rivero, informó a la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires que a partir de las presentaciones hechas por personal del hospital en relación al doctor J.C.I. se inició un sumario reservado y preventivamente se lo apartó de la realización de ese tipo de estudios hasta que se expida la Procuración de la Ciudad.

Aunque se lo apartó la semana pasada del cargo, la advertencia comenzó hace tiempo: el 29 de julio último trabajadores y trabajadoras del hospital presentaron una nota al Jefe de Área Programática, Edgardo Knopoff, y dieron cuenta de su “preocupación ante las situaciones de abuso y violencia sexual” que habrían sido perpetradas por este profesional médico “a usuarias asistidas en los centros de salud y derivadas al Servicio de Diagnóstico por Imágenes para la realización de ecografías gineco-obstétricas”.

En ese comunicado, informaron que la primera situación de la cual tomaron conocimiento ocurrió en febrero de este año, cuando “una mujer atendida en el Cesac 43 relató un conjunto de acciones que no corresponderían a la práctica de este estudio, enmarcadas en una situación de abuso sexual”.

Luego, en junio, desde el Cesac 40 y desde el Cesac 24, se tomó contacto con otras dos mujeres que relataron situaciones similares de abuso sexual durante la atención médica recibida en el hospital en el mismo día de la semana (jueves) y por el mismo profesional.

Una de las denunciantes contó que en el box el médico le pidió que se sacara la ropa de la cintura para abajo. Luego le dijo que se acostara en la camilla y no le dio ningún tipo de elemento para cubrirse, lo cual ya la hizo sentirse muy incómoda. El profesional se puso guantes, le dijo que iba a poner gel en sus dedos y le explicó que era “para lubricar”. Entonces, le introdujo los dedos en su vagina varias veces y le pasó gel con su mano por fuera de la vagina, por parte de la vulva, tocándole incluso su clítoris. La mujer se quedó paralizada y muy nerviosa porque en ningún otro estudio de este tipo le habían hecho algo así. Luego el médico puso un preservativo en el aparato y le realizó la ecografía. Cuando terminó él se fue sin darle nada para limpiarse y ella se sintió muy avergonzada, “como ultrajada” y solo pensaba en irse de allí.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?