POLÉMICO

“Nadie mató a nadie”, dijo Coto sobre el crimen de un jubilado en una de sus sucursales

“¿Vamos a ver todos los errores que pudimos cometer con 19 mil empleados y millones de personas que pueden pasar?”, preguntó el empresario, desentendiéndose de la muerte violenta de Vicente Ferrer.



Alfredo Coto, dueño de la cadena de supermercados Coto, se refirió por primera vez al caso del jubilado Vicente Ferrer, que murió tras haber sido retenido a la fuerza por un custodio y un empleado de uno de los locales de la cadena en San Telmo, tras haberse llevado sin pagar un queso, un aceite y dos chocolates.

“Nadie mató a nadie, averigüen bien lo que pasó”, dijo cuando los periodistas lo rodearon para consultarlo, en el marco de encuentro empresario en el Hotel Sheraton de Retiro. Aunque sus dos empleados acusados de matar a golpes al jubilado fueron liberados, uno quedó procesado por homicidio preterintencional. 

“¿Vamos a ver todos los errores que pudimos cometer con 19 mil empleados y millones de personas que pueden pasar?”, preguntó el empresario, desentendiéndose del asunto, según consignó Página 12. Dijo que los medios publicaron “versiones tergiversadas”, pero no aclaró cuál era la versión que él tenía. “Soy culpable de todo lo que pasa en Coto, lo bueno y lo malo”, agregó.

Además, Alfredo Coto hizo referencia al arsenal de armas hallado hace dos años en un supermercado de Caballito y dijo que la causa judicial "ya fue superada". Pese a que habían sido halladas 200 granadas, 27 armas de fuego y 3800 municiones, explicó que no se trató de “un arsenal” sino que sólo había “escopetas bien registradas en el Renar”. Y admitió que eran para los empleados de seguridad ante posibles saqueos por la crisis social. “¿Ustedes no se dan cuenta lo que pasó de 2001 en adelante en el país?”, contestó ante la consulta periodística. Y concluyó: “Nadie es perfecto, todos podemos cometer errores”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?