EDUCACIÓN

Sin acatar una cautelar, el GCBA recorta clases de natación en la escuela Álvarez Thomas

Pese a una orden judicial vigente, la Dirección de Nivel Inicial anunció informalmente que dejarán de tener clases de natación los nenes y nenas del nivel inicial de la escuela Álvarez Thomas, que lucha en defensa del natatorio construido con fondos propios.



La comunidad educativa de la escuela Álvarez Thomas lleva largo tiempo de lucha en defensa del derecho de sus alumnos y alumnas a acceder a las clases de natación en la piscina que su cooperadora construyó con fondos propios. Pero el Gobierno de la Ciudad volvió a avanzar con el recorte: sin respetar una medida cautelar vigente, deja sin clases a los nenes y nenas de nivel inicial.

“La escuela tiene un natatorio propio construido hace casi 50 años por la asociación cooperadora en el que aprendieron a nadar desde sala de 4 hasta séptimo todos los alumnos ininterrumpidamente, así como todos los alumnos de las escuelas y distritos escolares vecinos. Han pasado por día 500 chicos por este natatorio, y lamentablemente hace dos años el Gobierno de la Ciudad nos cortó el derecho a los propios alumnos del jardín a seguir tomando las clases de natación”, contó a este portal Sandra, mamá de una nena de sala de 4. Y agregó: “Se hizo un recurso de amparo por el cual el jardín este año volvió a tener natación, pero a partir del miércoles 21 nos fue informado de manera informal y lamentable -cuando llevábamos a nuestros hijos nueve menos cuarto de la mañana en la puerta de la escuela- que las clases de natación del jardín no continuaban”. El argumento fue que no había posibilidad dentro del cronograma “lo cual es erróneo porque el espacio estaba reservado, y los profesores a disposición. Es otro atropello para nuestros hijos y vecinos de esta ciudad por parte del GCBA. Lo que queremos es que les devuelvan el derecho del que vienen gozando hace más de 40 años. Y que consideramos que es legítimo, porque el natatorio está en la escuela y construido y mantenido por la cooperadora”.

“La comunidad educativa organizada, promovió una acción de amparo colectivo, y mediante el dictado de una medida cautelar logró que los niños de nivel inicial reciban clases nuevamente, las cuales se retomaron en abril de este año. La novedad es que a partir del 20 de Agosto, se ven suspendidas las clases para este nivel, informando de modo informal a las familias que no se continuaría respetando la cautelar vigente por orden de la Dirección de Nivel Inicial”, contaron mediante un comunicado firmado por la Asamblea de familias en defensa del natatorio del Álvarez Thomas y el Plan Natación.

Y agregaron: “En cuanto al nivel primario, más allá de las promesas de continuidad, se viene posponiendo la autorización para las clases del ciclo lectivo 2020, demorando dicha decisión ya más de 2 meses desde el pedido formal”.

Ante este panorama, familias de esa escuela denunciaron que “el atropello a los alumnos del Álvarez Thomas tiene un fin: RECORTAR PRESUPUESTO EDUCATIVO. Reduciendo las clases que reciben nuestros hijos, mediante la implementación de la Res. 344/MEIGC/2018 que deja de dar prioridad en el uso del natatorio para todos los alumnos de las escuelas sedes con natatorio propio, consiguen espacios libres en la pileta que construyó nuestra comunidad, y así ahorrar en alquileres de natatorios privados y no avanzar en la construcción de propios, incluso dejar inconclusos los que ya se iniciaron en escuelas que se inauguraron parcialmente como el Polo Educativo de Saavedra”.

“Este recorte vulnera los derechos adquiridos por los alumnos de las escuelas públicas con natatorio propio, las escuelas cercanas que habían alcanzado ampliar el plan natación a otros grados y no sólo 4to como pretende ahora el GCBA contradiciendo el espíritu del Plan Natación, disminuye la calidad educativa, cercena el acceso a la práctica de la natación a miles de alumnos y atropella el trabajo cooperador de más de medio siglo”, remarcaron, ya que fue en 1971 cuando la Asociación Cooperadora de la Escuela Nº 4 del Distrito Escolar 16 Cnel. Mayor Álvarez Thomas  decidió construir un natatorio con fondos propios.

Dirigiéndose al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Educación, Soledad Acuña, advirtieron: “Los hacemos responsables de este daño a la escuela pública. Solicitamos a toda la comunidad educativa de la ciudad sumarse a este reclamo. No queremos nivelar para abajo. Queremos un Plan Natación extendido a todos los alumnos de segundo y tercer ciclo de las escuelas primarias y al derecho a dicha práctica para todos los alumnos de todos los niveles de las escuelas que son sede de natatorio. Estamos en alerta y movilización”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?