EDUCACIÓN

La crisis golpea también en las escuelas: “Desde que entran preguntan cuándo comemos”

“Los lunes tenemos cada vez más desmayos”, alertó Eduardo López, de UTE, para dar cuenta del hambre en escuelas porteñas. Gremios y organizaciones pedirán que Larreta declare la emergencia alimentaria y duplique las partidas en comedores escolares y merenderos.



“Últimamente, los chicos nos están preguntando cada vez más rápido cuándo sirven la comida. Con la panza vacía, no pueden estudiar”, advirtió el secretario general de UTE, Eduardo López, al analizar cómo la crisis y la megadevaluación afecta –también- en el ámbito de las escuelas porteñas. “Los días lunes tenemos cada vez más desmayos”, alertó.

En diálogo con Página 12, el referente educativo contó que, tras las PASO, varios chicos llegaron a clases con la pregunta “¿vuelve el pan?”. Es en referencia al recorte que realizó el Gobierno porteño, que con la premisa de una alimentación más ‘saludable’ eliminó ese alimento en el marco del programa Chau Paneras. “Mirá las conexiones que hacen los chicos tras una elección”, subrayó el gremialista, y agregó que el pan “fue retirado de las escuelas porteñas porque el gobierno dijo que engorda. Pero los chicos tienen hambre, necesitan el pan”.

López dijo que los desayunos en las escuelas porteñas consisten en un mate cocido con galletitas o con una barra de cereal. “Antes incluía, además, una manzana. Pero también la sacaron”, denunció. Los reclamos por la baja cantidad y calidad del menú escolar porteño se reiteraron durante todo el año, y se intensifican ante la crisis.

El referente sindical advirtió también sobre los recortes en los almuerzos que brindan las escuelas de jornada completa: “Actualmente se está dando un guiso o una milanesa con tres gajos de naranja. Ni siquiera les dan la naranja entera, como hacían antes”.

Por la crisis económica, Jorge Adaro, de ADEMYS, dijo a Página 12 que los chicos “ya no hacen las 4 comidas”. “Claramente, hay un proceso de desmejoramiento de las condiciones materiales. Yo soy maestro de séptimo grado en Villa Soldati y hay muchos chicos que se saltean la merienda, por ejemplo. Hay un número creciente de papás y mamás sin trabajo y un uso creciente de comedores y merenderos. La devaluación del lunes va a tener sin, ninguna duda, un impacto en este proceso de desmejoramiento”, completó Adaro.

Ante este panorama, este martes Ate Capital, Ctep Capital, Ute y Sute se reunirán “para pedirle a Larreta que declare la emergencia alimentaria, que duplique las partidas alimentarias en comedores escolares y en los merenderos barriales, que devuelva el pan que sacó a las escuelas y que adelante el horario del desayuno y de la merienda, para que los chicos puedan estudiar tranquilos y dejen de preguntar desde que entran a la escuela ‘¿A qué hora comemos?’”, adelantó López.

El pedido de emergencia alimentaria se replicará a nivel nacional. Además, los sindicatos docentes reclamarán la apertura de paritarias. El acuerdo paritario vigente en la Ciudad -que no fue firmado por UTE ni por ADEMYS- establece un incremento semestral que, “en un marco de devaluación e inflación galopante",  es "imposible de sostener”, indicó Adaro. Por eso, los sindicatos exigen a la ministra de Educación de CABA, Soledad Acuña, la “reapertura inmediata de la mesa salarial para establecer un aumento de emergencia”, agregó.

COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?