COMUNA 8

Se mudan las primeras familias a los departamentos de la Villa Olímpica

Un grupo de propietarios se mudó a cinco de las 1047 unidades que alojaron a los atletas de los Juegos de la Juventud, en Villa Soldati.


La semana pasada comenzaron a mudarse las primeras familias a la Villa Olímpica de Villa Soldati, el complejo tiene 3,5 hectáreas, 29 edificios y 1047 viviendas que fueron construidas para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, que albergó a unos 7000 atletas y entrenadores durante los doce días que duró la competencia.
 
La fecha prevista para la entrega de los departamentos a sus dueños definitivos era marzo pasado. En total, según datos del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), ya se firmaron doce escrituras y hay cinco familias que ocuparon sus unidades.
 
"Estamos felices. Por el momento, somos pocos, pero ojalá pronto el complejo se llene de gente, de chicos, que el barrio comience a tener vida", dice a La Nación Fiorella Griffo, de 27 años. En la planta baja del complejo hay 40 locales que todavía están vacíos. “Va a estar buenísimo cuando se ocupen, porque por acá no hay muchos comercios ni locales de servicios. Quisimos pedir la instalación de televisión por cable e internet y ninguna empresa llega a la zona. Tampoco pasan colectivos por Escalada. Es como un páramo todavía, pero la alegría de tener nuestra casa no se compara con nada", continúa Fiorella.
 
La Villa Olímpica está situada entre las avenidas Fernández de la Cruz, Escalada y Coronel Roca y la autopista Presidente Cámpora, en la postergada Comuna 8. Antes de que terminaran los juegos, todos los departamentos fueron preadjudicados a través de una línea de créditos del Banco Ciudad, que financiaba hasta el 80% del valor de la propiedad. Además, los vecinos tenían que disponer de un ahorro previo equivalente al 6% del valor del departamento, pagados en nueve cuotas, y el 14% restante fue subsidiado por el Gobierno porteño.
 
Hubo al menos 10.000 inscriptos. "Nos anotamos el último día, de casualidad. Nosotros habíamos querido aplicar a los planes Procrear, pero no calificábamos, no llegábamos con los ingresos. Fue un camino largo, porque en el medio se dispararon los créditos UVA y la cuota subía cada vez más. Después de algunas reuniones con el IVC se lograron algunos acuerdos para aliviar la situación, como que se fijara el precio de las viviendas con el valor de la UVA a octubre pasado, que estaba en $28, hasta el momento de la escrituración", recuerda Matías Cafferata, pareja de Fiorella.
 
También, como informó el IVC, se bajaron los costos de escritura, que la Escribanía General de la Ciudad disminuyó del 5 al 2%, según el valor del inmueble y el monto de la hipoteca. Además, se firmó un acuerdo con el Banco Ciudad y la Defensoría del Pueblo para garantizar la sostenibilidad del crédito y la cuota: se logró ingresar al seguro vigente para todos los créditos Procrear y, ante la disparada de la inflación, la cuota UVA no puede superar el 10% de aumento en relación con el cobro por ajuste del coeficiente de variación salarial (CVS) y es el Estado el que absorbe ese gasto.
 
En el complejo hay unidades de uno, dos y tres ambientes. La distribución es en dúplex, con los dormitorios en la planta baja. El diseño es moderno; de ventanales grandes, todos los ambientes tienen mucha luz y vista a los parques interiores. Sin importar el tamaño de los departamentos, todos tienen balcón o terraza. En cada uno de los edificios hay un salón de usos múltiples.
 
Según los pronósticos del IVC, antes de fin de año deberían estar firmadas todas las escrituras y avanzadas las mudanzas. En cuanto a los 40 locales, el plan es ponerlos en venta en una subasta pública a través del Banco Ciudad en agosto próximo, lo que favorecerá a los actores más grandes del sector inmobiliario y no a los pequeños inversores.
 
En tanto hay muchos vecinos que no pueden afrontar las cuotas para ingresar en los departamentos, por eso se acercaron a la sede comunal 8 a esperar una respuesta por parte de las autoridades sobre los departamentos a los que deberían ingresar en pocos días.
 
"Desde el Gobierno porteño nos quisieron vender que comenzaba una exitosa mudanza en el Barrio Olímpico, pero muchos adjudicatarios intentamos obtener respuestas que hace meses nos vienen negando desde el Instituto de la Vivienda (IVC)", dijeron los vecinos.
 
Cientos de familias accedieron al crédito hipotecario pero hoy no pueden afrontar las cuotas que aumentaron al ritmo de la inflación. Otra de las denuncias que hacen los adjudicatarios es que las viviendas "no son sociales, como anunció el Jefe de Gobierno, ni como señala la ley que crea el barrio, ni como expresa la página oficial del Instituto de la Vivienda. Son viviendas comunes, el proyecto no contempla una vivienda social porque los costos son altísimos", exponen los vecinos.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?