VIVIENDA

El drama de quienes pagan viviendas en Villa Olímpica: “Comencé con cuotas de $13.000 y este mes subió a 17.500”

Con un aumento promedio del 44 por ciento en sólo seis meses, los beneficiarios piden al Gobierno porteño nuevas alternativas para afrontar los pagos. “Que el sueño olímpico no se transforme en una pesadilla olímpica”, reclaman.



“Que el sueño olímpico no se transforme en una pesadilla olímpica”. El mensaje se leía en las pancartas que llevaron más de 300 adjudicatarios de viviendas sociales en Villa Olímpica a la concentración frente a la Casa de Gobierno, ayer en Parque Patricios.

Se organizaron para definir un plan de lucha ante los aumentos de las cuotas de los créditos UVA que les concedieron para poder vivir en el barrio proyectado por el Gobierno de la Ciudad como la meca de la casa propia.

“Comencé pagando 13.000 pesos y este mes la cuota subió a 17.500. Esa cifra que supera el 50 por ciento de mis ingresos. Sólo quiero poder darle un techo a mis hijos”, dijo Analía, docente de nivel inicial, al diario Página 12. Docentes y policías porteños tenían prioridad para acceder a este crédito, por decisión del Gobierno de la Ciudad.

Con un aumento promedio del 44 por ciento en sólo seis meses, los beneficiarios reclaman al Gobierno porteño nuevas alternativas para afrontar los pagos. “Mi salario subió 22 por ciento y la UVA, 47 por ciento”, calculó Grecia, cuyo ingreso equivale a tres salarios mínimos, piso salarial para ingresar al plan. “Es imposible seguir así, vivo con mis papás y mí nena de nueve años. Como no llego a fin de mes mi mamá me paga la Sube”, contó.

”No nos dieron opción de elegir. Nos adjudicaron un tres ambientes de 89 metros cuadrados. Depositamos la primera cuota el 3 de enero con la UVA a 31,06 pesos y en dos meses subió a 33,27. Estamos pagando cuotas de 28.000 pesos, equivalen a la mitad de nuestros ingresos. Vivimos con mis suegros, somos tres personas en una pieza de 4x4”, relató Johanna a ese matutino.

Cuando el plan fue lanzado por la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, se prometían cuotas que rondaban entre los 6000 a 7500 pesos por un monoambiente. Para un departamento de dos ambientes se podían pagar hasta 10.000 pesos y por uno más grande el monto alcanzaba los 14000 pesos mensuales. Hoy, por la vivienda más chica hay quienes que pagan hasta 17.167 pesos, por un dos ambientes 19.600 y por un tres ambientes 24.979. Una diferencia de casi el doble entre lo prometido y lo abonado.

COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?