CADA VEZ MÁS CASOS

Romario también: la cadena de pizzerías entra en concurso de acreedores

“Están bajando la persiana ocho comercios por día”, dijo el administrador de la empresa. Y argumentó que se presentó a concurso por la presión tributaria y la afluencia de juicios laborales, "que son difíciles de enfrentar para una pyme".



La crisis del sector gastronómico no cesa. Y golpea a sitios tan tradicionales como la cadena de pizzerías Romario. Según publicó ayer el Boletín Oficial, la empresa fundada hace 30 años, que cuenta con nueve locales propios y tiene unos 150 empleados, entró en concurso de acreedores.

"Estamos tratando de pelearla porque vemos que el consumidor responde. Hay algunos restaurantes más top que cierran: el dato es que están bajando la persiana ocho comercios por día", dijo a La Nación Fernando Santa Coloma, administrador de la firma.

Según indicó, la empresa se vio obligada a presentarse a concurso por la presión tributaria y la afluencia de juicios laborales, "que son difíciles de enfrentar para una pyme". Y agregó que "la demanda en los locales está bien" y que la compañía está en punto de equilibrio, por lo que la idea es poder sanear las cuentas para seguir trabajando.

Más allá de los motivos particulares, lo cierto es que el rubro de las pizzerías está particularmente golpeado. En el último año bajó la persiana el 7 por ciento de las pizzerías a nivel nacional. En la Ciudad de Buenos Aires, la estadística se tradujo por caso en el cierre de varias sucursales de la cadena Plaza del Carmen.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?