MENOS LOCALES Y MENOS EMPLEO

La crisis golpea a las pizzerías: cerraron 400 en todo el país y cayó una clásica cadena porteña

En el último año bajó la persiana el 7 por ciento de las pizzerías a nivel nacional. En la Ciudad de Buenos Aires, la estadística se tradujo en el cierre de varias sucursales de la cadena Plaza del Carmen.



El sacudón que sufre el sector gastronómico en el marco de la crisis económica no cesa. A lo largo del último año cerró nada menos que el 7 por ciento de las pizzerías registradas a nivel nacional, según datos de la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (Appyce). En total, unos 400 establecimientos que bajaron la persiana. En la Ciudad de Buenos Aires, la estadística se tradujo en el cierre de varias sucursales de la cadena Plaza del Carmen.

El fuerte aumento de costos tarifarios, de alquileres y de insumos, en un contexto de mercado recesivo que lleva a la baja las ventas son los motivos que explican tantos cierres, según explicaron desde la entidad al diario Página 12. En la comparación interanual, el precio promedio de la pizza de mozzarella subió un 41 por ciento.

“En el último año el servicio de gas subió un 233 por ciento y la energía, un 69 por ciento. En la cocción se utiliza mucho gas pero también electricidad para mantener la temperatura del salón con los aires acondicionados. Las paritarias fueron de 43 por ciento, el alquiler creció un 30 por ciento en promedio; el agua, un 26 por ciento y el impuesto inmobiliario, un 27 por ciento”, enumeró ante ese diario Javier Labaké, director de la Escuela Profesional de Maestros Pizzeros de Appyce. En cuanto a los ingredientes “la harina aumentó un 200 por ciento y la mozzarella, un 55 por ciento; el tomate redondo fresco, un 80 por ciento y la cebolla, un 90 por ciento”, agregó.

De todos modos, Labaké señaló que la crisis golpea con menos fuerza a las pizzerías que a otros rubros dentro de la gastronomía. “La situación de las pizzerías se encuadra en la caída generalizada de la gastronomía. Pero hacia adentro de ese rubro, las pizzerías sienten un poco menos el bajón de ventas porque sigue siendo una opción más accesible en términos relativos frente a los restaurantes. Una cosa es comer un bife de chorizo cada uno y otra cosa es compartir una pizza. Sigue siendo una opción posible incluso en este contexto”, argumentó.

En la Ciudad, el cierre de locales de Plaza del Carmen se percibió como un signo de esta situación. Este mes, por caso, cerró la sucursal de Monroe y Cabildo, en Belgrano. Así, sólo quedó en pie el local de Rivadavia y avenida La Plata en Caballito, el resto ya fueron cerrados.

En los últimos meses cerraron en la ciudad clásicos como Clo Clo, Los Maizales, el Café Buenos Aires, Clásica y Moderna, Hermann, la Munich de Recoleta, el Café Victoria, entre otros. Mientras, históricos como Rodizio de Costanera Norte entró en concurso de acreedores.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?