BELGRANO

Vecinos del Viaducto Mitre alertan que “se están ofreciendo tierras públicas a valores irrisorios”

No sólo reclaman que no se instalen más negocios en una zona que ya está abarrotada comercialmente, sino que además denuncian irregularidades en el proceso de adjudicación de esos terrenos.



Están conformes con la obra, pero no con los negociados que trae aparejados. Desde la Asociación Civil Vecinos de Belgrano denuncian que “Las tierras del corredor del bajo viaducto Mitre están siendo ofrecidas en concesión por 30 años, a valores por debajo del valor de mercado, en condiciones que sólo favorecen al concesionario”.

Reclaman que, tal como les prometió la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, esos espacios generados por la elevación del ferrocarril sean de uso público. Advierten que se está “engañando” a la población. “Contrariamente a lo que el Gobierno da a entender en las reuniones de vecinos convocadas por la Dirección de Participación Ciudadana, el que decide el destino y uso del espacio es el titular de la concesión y/o los sublocatarios. Los vecinos no pueden elegir”, cuestionan a través del blog de la entidad.

No sólo reclaman que no se instalen más negocios en una zona que ya está abarrotada comercialmente, sino que además denuncian irregularidades en el proceso de adjudicación de esos terrenos. “Llamativamente, mucho antes de que se abran los sobres de la licitación, el Gobierno Nacional y el Gobierno de la Ciudad ya saben qué ocurrirá en todo este sector: el ‘barrio chino’ y sus comercios. Se trata de un gran ‘negocio’ que estaría arreglado de antemano”, sostienen vecinos y vecinas.

Al respecto, señalan que según consta en la publicidad del Gobierno la ampliación del ‘barrio chino’ se llevaría a cabo mediante la ocupación de todo el ancho corredor bajo el viaducto del tren, desde Juramento hasta avenida Congreso. Según se explica en la web oficial, "un 50% del tramo será destinado a actividades culturales y de esparcimiento, mientras que el 50% restante se destinará a nuevos locales comerciales y gastronómicos, integrándose así a los ya existentes en el icónico Barrio Chino". 

En este esquema, uno de los puntos más controvertidos es el canon. Tal como consignó el periódico cooperativo Tiempo Argentino a partir de la denuncia vecinal, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) le dará un período de gracia de cinco años al concesionario para que empiece a pagar. Mientras, podrá subalquilar locales. La concesión será por 30 años, y el valor del canon base mensual por metro cuadrado alcanzará apenas los 85 pesos (menos de dos dólares por m2), traducido en 26.852 unidades UVA por mes para todo el predio. Los valores de mercado están muy por encima: a un restaurante en Monroe y Tronador le pidieron 10 mil dólares de alquiler, y debió cerrar. Otro local de 90 m2, en Munich y 11 de Septiembre, abona 1200 dólares por mes.

“La incidencia del canon para ganar la licitación es sólo el 15% de la evaluación: a nadie le interesará aumentarlo. Lo que decide a quién se otorga la concesión son valores subjetivos, como el criterio urbano y arquitectónico, en un 35%, y la cantidad de plata que prometan invertir, que significa el 50% –dijo a ese medio Enrique Banfi, de la Asociación Civil Vecinos de Belgrano–. Nada asegura que la vayan a poner al final. Es como sucedió en La Rural. Los empresarios que nos asesoran nos dijeron: ‘Esto es lavado de dinero’”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?