28M

Con la fuerza de los pañuelos verdes, el proyecto por el aborto legal entró por octava vez al Congreso

“Venimos a este Congreso fortaleciendo la democracia, a exigir un derecho que es prioritario para las políticas públicas, porque es una cuestión de salud –porque ponemos el cuerpo y nuestras vidas–, de derechos humanos –porque no pueden seguir gestando y pariendo niñas violadas–, y también, de justicia social. Por eso estamos aquí.”



“Es un día importante porque es la primera vez que se está presentando en un año electoral. Y vale mucho por dos razones, porque hemos demostrado esa capacidad de dejar de lado nuestras diferencias” y porque “a veinte días del cierre de listas, con el temor que están queriendo instalar”, se ha llegado “al número de firmas que se llegó”, destacó la Brenda Austin en la conferencia de prensa por presentación del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que ayer entró por octava vez al Congreso, mientras afuera una multitud verde reclamaba “que sea ley”.

“Venimos a este Congreso fortaleciendo la democracia, a exigir un derecho que es prioritario para las políticas públicas, porque es una cuestión de salud –porque ponemos el cuerpo y nuestras vidas–, de derechos humanos –porque no pueden seguir gestando y pariendo niñas violadas–, y también, de justicia social. Por eso estamos aquí”, fundamentó la abogada salteña Mónica Menini, en representación de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

La iniciativa volvió a la Cámara baja con la firma de 70 diputadas y diputados de un amplio arco político, muchos de los cuales estuvieron ayer en la conferencia de prensa que se hizo en la Sala 2 del anexo C, donde tuvieron lugar las audiencias informativas del debate legislativo de 2018. A diferencia del año pasado, donde se escucharon voces a favor y en contra, ayer todo era verde. Allí estaban pioneras como Martha Rosenberg y Nina Brugo, jóvenes como Ofelia Fernández, intelectuales como Doras Barrancos y Claudia Piñeiro, miembros del colectivo de Actrices Argentinas como Muriel Santa Ana, Thelma Fardin, Carla Peterson, Luisa Kuliok, Julieta Ortega y Griselda Siciliani, periodistas feministas, entre tantas mujeres y disidencias militando por el aborto legal, seguro y gratuito.

La diputada Victoria Donda, de Somos, se comprometió a que sea debatido y obtenga otra vez media sanción este año en la Cámara Baja, y se esperanzó con que un recambio en el Senado le permita avanzar. El proyecto tiene las firmas de diputadas y diputados de la mayoría de los espacios políticos con representación parlamentaria, entre otros, Donda, de Somos, Austin (UCR), Mónica Macha (FpV), Romina del Plá (Frente de Izquierda), Cecilia Moreau (Frente Renovador), Carla Carrizo (Evolución), Daniel Lipovetzki (PRO), Araceli Ferreyra (Movimiento Evita), Mónica Schlotthauer (FIT), Nicolás del Caño (FIT), Carolina Moisés (PJ), Daniel Filmus (FpV), Mayra Mendoza (FpV), Silvia Lospennato (PRO) y Hugo Yasky (Unidad Ciudadana).

La conferencia de prensa cerró con un pañuelazo y las diputadas y diputados firmantes salieron a la calle para subir al escenario montado en avenida Rivadavia y Riobamba, y cantar otra vez por el aborto legal. Afuera, todo era verde. Desde pasadas las 15, miles de jóvenes y no tan jóvenes caminaban hacia el Congreso. “Si querés salvar vidas, hacete vegano”. “Abortemos a Macri”. “Menos misa, más Miso” y “Mi abuela luchó por el voto, mi mamá por el divorcio y yo por el aborto” fueron algunas de las múltiples pancartas que desfilaron entre la marea verde, otra vez, y así hasta que sea ley.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?