VIOLENCIA DE GÉNERO

Internación forzosa y derechos vulnerados: el caso de la joven que ‘desapareció’ en La Pampa y ‘apareció’ en CABA

“Nunca en este tiempo en que me fui de mi provincia ni los medios, ni las instituciones médicas y judiciales han preguntado mi versión de los hechos”, cuestionó Carola Desuque. Contó que se fue de La Pampa para huir de una situación de hostigamiento familiar y que en CABA sufrió “internación forzosa” en el Moyano.



La desaparición de una joven pampeana y su búsqueda llegaron a los grandes medios. También fue noticia cuando ella fue encontrada en una plaza porteña. Se dijo que apareció “en situación de calle” y fue trasladad al Hospital Penna, para luego ser internada en el Moyano. Una semana después, Carola Desuque decidió contar su versión de la historia: que se fue de La Pampa por voluntad propia, escapando de una situación “violencia y hostigamiento” familiar, y que se quedó en CABA por decisión, hasta que sufrió una “internación forzosa” en un neuropsiquiátrico, sin que le informaran diagnóstico, pronóstico ni tratamiento. “Nunca en este tiempo en que me fui de mi provincia, ni los medios, ni las instituciones médicas y judiciales han preguntado mi versión de los hechos”, denunció.

La voz de Carola, a través de una carta, fue difundida en las redes sociales por la Consejería Popular Feminista “La Mateada”, que se contactó con la joven a través de una amiga que la acompaña. “La fuimos a visitar y a poner un poco de luz sobre por qué termina internada”, contó Luciana Moreno, responsable de la Consejería, en diálogo con Nueva Ciudad. Y sigue: “La búsqueda de Carola se da en un marco en el que ella decide venir a CABA. Prueba de ello es por ejemplo que había dado de baja el servicio de luz en su casa, escapando de una situación de violencia y hostigamiento familiar”.

Moreno explicó que la difusión de la búsqueda de Carola se dio a partir de la denuncia de su familia, y que cuando fue hallada no se tomó en cuenta su palabra. “Se desata toda una causa de búsqueda de paradero iniciada por su familia en La Pampa. Cuando los oficiales toman contacto con ella, la intervención de los distintos organismos del Estado es a partir de esa búsqueda, sin preguntarle a ella cómo llega a esa situación”. La referente de la consejería feminista concluyó: “Estamos convencidas de que hubo un abordaje irregular sobre su situación. Nunca tuvo acceso a saber qué tratamiento se le estaba haciendo, qué juzgado intervenía, algo que contempla la Ley de Salud Mental.  Todas podemos ser Carolas y deben estar llenos de Carolas los neuropsiquiátricos, por no escuchar a las mujeres que atravesamos situaciones de violencia. Nos ponen en un eje de estigmatización”.

En la carta que difundió para dar a conocer su historia, Carola escribió: “Desmiento que se me haya ubicado en estado de abandono; en ese momento me encontraba leyendo y escribiendo debajo de un Ceibo en plaza Lavalle disfrutando del sol y estaba descalza porque me había acomodado en el pasto. Cuando estaba por irme dos oficiales de civil de la Brigada de la policía de la Ciudad de Buenos Aires me pidieron acompañarlos por ‘averiguación de paradero’ y en el camino les avisan que deben trasladarme al Hospital Penna sin que medie ninguna orden, allí se me informa que debo quedar internada en contra de mi voluntad sin informarme los argumentos, ni el diagnóstico, ni tratamiento, ni el tiempo de duración. De esa situación irregular; después de inyectarme me informaron que la sustancia era Alopidol”. Recién tras una semana de internación y a partir de la difusión de su caso, una defensora oficial –que interviene para garantizar que se cumpla la Ley de Salud Mental- dialogó con Carola, que a partir de entonces accedió a más información sobre cómo seguirán su caso y su tratamiento.

En la Consejería Popular Feminista, el caso de Carola llamó la atención. “Nos sorprendió mucho. No podíamos creer lo que estaba pasando. Cuando Carola decide dar a conocer su voz, todos nos dicen que es una locura. Nosotros entendemos lo mismo. Y pensamos la cantidad de Carolas que debe haber. Porque hay una idea de que la familiar siempre te cuida: la voz importante es la de la familia, dónde va a estar mejor. Eso es muy común en las organizaciones del Estado. Esa forma de intervenir del Estado, que no problematiza ni incorpora la perspectiva de género, provoca mucha vulneración de derechos. Cualquiera en una situación de violencia y hostigamiento puede terminar en situación de calle y en un neuropsiquiátrico. Nos interesa problematizar esto y poder entender esta complejidad de violencia de género y salud mental”, remarca Moreno.

Aquí, la carta completa que difundió Carola:

Domingo 10 de Febrero de 2019, Buenos Aires. Hospital Moyano
Yo, Carola Ayelén Desuque, en pleno uso de mis facultades, consciente, quiero manifestar que vine a Capital Federal por mi propia voluntad, estoy bien, sana de cuerpo y mente, y es mi deseo permanecer en esta ciudad en la que estoy tramitando un subsidio habitacional para ayudar a encontrar un lugar donde vivir hasta conseguir establecerme con mis propios recursos. Planeo vivir acá y empezar con plenitud una vida nueva que me merezco, libre de la violencia que ejerció siempre mi familia contra mí a través de amenazas para que mantenga un manto de silencio sobre circunstancias que contare en su debido momento.

Asimismo desmiento que se me haya ubicado en estado de abandono; en ese momento me encontraba leyendo y escribiendo debajo de un Ceibo en plaza Lavalle disfrutando del sol y estaba descalza porque me había acomodado en el pasto. Cuando estaba por irme dos oficiales de civil de la Brigada de la policía de la Ciudad de Buenos Aires me pidieron acompañarlos por “averiguación de paradero” y en el camino les avisan que deben trasladarme al Hospital Penna sin que medie ninguna orden, allí se me informa que debo quedar internada en contra de mi voluntad sin informarme los argumentos, ni el diagnóstico, ni tratamiento, ni el tiempo de duración. De esa situación irregular; después de inyectarme me informaron que la sustancia era Alopidol.

Después de un par de días se me traslada sin explicación al neuropsiquiátrico Moyano donde me encuentro ahora todavía sin haber visto a la abogada defensora que me corresponde por tratarse de una internación forzada, según la Ley de Salud Mental, no se informó que juzgado interviene ni cuál es la carátula de mi expediente, ni la resolución que decretó mi internación forzada, tampoco conozco los detalles sobre diagnóstico y duración de un tratamiento, si es que lo hay.

Mi llegada a esta ciudad tuvo como empuje el hartazgo por la situación de aislamiento de mi familia, que me negó ayuda cuando la solicité y se burló de mi integridad ejerciendo violencia psicológica insoportable para mí. Siempre fui consciente que al principio no tendría un techo para instalarme, y por eso mis acciones las dirigí a tramitar el subsidio habitacional, sabiendo que con poco tiempo tendría solucionada esa eventualidad.

Hace muchos años sufro una campaña de descalificación de mi persona y desprestigio de mi palabra, entiendo que manejo información sensible que puede comprometer a personas de mi familia y a otres. No sé por qué hay medios de comunicación que difunden información falsa sobre mí, y desconozco cuáles son las fuentes de que se abastecen porque no he tenido contacto con ninguna de ellas.

Muestra de este hostigamiento y violencia es que encontrándome “desaparecida” según mi familia y luego cuando ya me hallaron y se constató que me encontraba bien, desde el 30 de enero del 2018 en el portal de noticias INFOBAE, el Diario La Arena de La Pampa y el diario de Pampa, hasta el día de ayer inclusive, han estado publicando versiones mentirosas de mi presente y de mi pasado, violando mi intimidad, mi integridad física y psíquica. A continuación dejo unos links para demostrar el nivel de hostigamiento que vivo:

https://www.infobae.com/…/buscan-a-una-joven-de-la-pampa-q…
https://www.eldiariodelapampa.com.ar/…/56317-buscan-a-carol…;
http://www.laarena.com.ar/la_pampa-buscan-a-una-mujer-de-30…;
http://www.laarena.com.ar/la_pampa-las-pistas-apuntan-a-la-…;
http://www.laarena.com.ar/la_pampa-la-vieron-en-la-ruta-5-2…;
http://www.laarena.com.ar/la_pampa-hallaron-con-vida-a-…/640;
http://www.laarena.com.ar/la_pampa-carola-sigue-internada-2…;
https://www.eldiariodelapampa.com.ar/…/56423-carola-desuque…;
http://www.laarena.com.ar/la_pampa-carola-desuque-se-rehuso…

Nunca en este tiempo en que me fui de mi provincia, ni los medios, ni las instituciones médicas
y judiciales han preguntado mi versión de los hechos, ni escuchado la situación que hizo que viniera a Buenos Aires para poder brindarme la protección correspondiente.
Finalmente, agradezco a todas las personas de buena voluntad y a las organizaciones que de buena fe confían en mi palabra y están accionando para ayudarme a salir de este lugar. Aprecio muchísimo todo el apoyo. Deseo con el alma conseguir la libertad. Gracias a todes.
Carola.

 

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?