METEOROLOGÍA E HISTORIA

Alerta naranja: a 62 años del día más caluroso de la historia de Buenos Aires

El 29 de enero de 1957 se registró la temperatura más alta jamás registrada en la Ciudad: 43,3 grados. Hubo casos fatales de insolación y gran cantidad de internados. Por entonces, la sensación térmica no se medía.



La térmica de más de 43 grados resulta tan insoportable como extraordinaria para porteños y porteñas. Sin embargo, no es la primera vez que el termómetro local llega tan alto. El 29 de enero de 1957, hace 62 años, se registró la temperatura más alta jamás registrada en la Ciudad: 43,3 grados.

Por entonces, según consignó el portal Meteored, sólo había medición de temperatura, por lo que no hay registro de la sensación térmica, que debió haber sido mucho más alta. Desde aquel verano caliente de 1957, pocas veces la temperatura porteña superó los 40 grados (sí lo hizo la sensación térmica). De hecho, desde 1995 no se superaban esos 40 grados en el termómetro.

Los diarios del día después de aquel récord de calor daban cuenta de 11 fallecidos por insolación y gran cantidad de internados. Según se desprende datos oficiales, aquel día inició con una temperatura mínima de 26,6°C, alcanzándose el pico máximo de 43,3°C cerca de las 16. Por la noche, las condiciones cambiaron de golpe: el viento rotó al sudeste en el área metropolitana, provocando un descenso de casi 5 grados entre las 20 y las 21. Al día siguiente la temperatura mínima fue de sólo 16,8°C. Algo envidiable por estas horas.

En tanto, el calor sofocante seguiría durante el miércoles y el alivio podría llegar recién el jueves. 


COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?