CIUDAD

Por ley los vecinos podrán pintar de amarillo el cordón del frente de sus casas

La Legislatura porteña aprobó una modificación en el Código de Tránsito y Transporte que permite la reserva de espacios en la vía pública.



La Legislatura porteña aprobó en las última semanas una modificación en el Código de Tránsito y Transporte, que le permite a los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires pintar de amarillo el cordón del frente de sus casas, con autorización para visibilizarlo y que no estacionen en esa entrada de vehiculos.

Según la modificación, la tarea la deberá hacer el frentista, y tendrá que cumplir con una serie de características: "Serán dos líneas de un metro y medio de largo perpendiculares al cordón, ubicadas medio metro de cada lado del ancho de la entrada. Las líneas deberán ser de trazo continuo, amarillas y de 0,10 metros de ancho, estando prohibido el estacionamiento entre ellas".

El proyecto fue presentado por el legislador porteño del GEN, Sergio Abrevaya, y tuvo la adhesión de 53 legisladores. En los fundamentos de la ley marcó que a diario reciben quejas y denuncias por vehículos mal estacionados sobre entradas y salidas de estacionamiento o garajes particulares.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?