EDUCACIÓN

"Trabajo de día, soy pintor y estudio para llegar un poquito más lejos: si cierran las nocturnas, no podré seguir"

Estudiantes y docentes dieron testimonio sobre la gravedad de la resolución de Acuña que implica el cierre de 14 escuelas comerciales nocturnas a partir de 2019. "Esto es contra los pobres: el colegio nocturno es para los que no encajan en el sistema”.



"Yo trabajo de día, soy pintor y estudio para llegar un poquito más lejos y ayudar a mi familia. Quiero ser contador o profesor de educación física, pero si cierran las nocturnas, no podré seguir". El testimonio de Erbin Trujillo, estudiante del Comercial 12, refleja la gravedad de la decisión del Ministerio de Educación porteño de cerrar 14 escuelas comerciales nocturnas. Espacios para la formación de jóvenes y adultos, en su mayoría de sectores vulnerables.

"Los pibes y pibas que asisten a nuestra escuela, de día trabajan. Tenemos una población de laburantes que viene de asentamientos precarios. Hay alumnos de entre 18 y 65 años. Esta es una estrategia de marginación", denunció Marcela Torres, vicerrectora de la Escuela de Comercio 26. La serie de testimonios en primera persona de estudiantes y docentes fue compilada y difundida por La Garganta Poderosa, a través de su cuenta de Twitter, en el marco del paro y movilización contra la resolución de la cartera de Soledad Acuña que anuncia el cierre de 14 nocturnas a partir de 2019.



"Esto es contra los pobres: el colegio nocturno es para los que no encajan en el sistema, los pibes que gambetean entre las tentaciones de la noche, el desempleo y los sueños. Y a ese sistema no le conviene que nosotros salgamos adelante", planteó Sofía Delgado, estudiante del Liceo 7. “Benefician a las escuelas privadas, ¿qué van a hacer los pibes que no pueden pagarlo? Proponen clases virtuales, eso habla de la ignorancia pedagógica que tienen", remarcó Inés Skura, docente del Comercial 11 del Distrito Escolar 17.

En tanto, el ex jugador de la Selección Juan Pablo Sorín se sumó a las voces de repudio contra el cierre y defensa de las escuelas nocturnas públicas, al contar su historia: “Terminé el secundario de noche y soy muy agradecido. Entre laburantes mayores que soñaban recibirse y profes que se rompían para enseñar”. Y agregó: “Yo, privilegiado que entrenaba de día y estudiaba en el Manuel Belgrano”.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?