SIGUE LA SAGA

Te cierro el instituto

No contento con cerrar hospitales y jardines, Larreta ahora va por cinco Institutos de Formación Técnica Superior. También planea trasladar otro instituto de formación física, en plan de desalojar los terrenos del CENARD para los negocios inmobiliarios.

Werner Pertot


No para. El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, tiene ya protestas por el cierre de un jardín maternal, de cuatro hospitales y la lista sigue. Esta semana se le sumaron los estudiantes de cinco Institutos de Formación Técnica Superior, que recibieron el aviso de que serán “desactivados” a partir del año que viene. A estos reclamos se les agregan los de los estudiantes del Instituto Superior de Educación Física “Enrique Romero Brest”, a los que el Gobierno porteño busca trasladar para disponer de los terrenos lindantes al Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard), que también será trasladado al igual que lo fue en la misma zona el Tiro Federal. Otro éxito de los negocios inmobiliarios.

Quienes vengan leyendo Nueva Ciudad no se sorprenderán con los grandes hits del jefe de Gobierno, que en otros medios tienen escaso espacio. Las madres y padres del Jardín maternal del Ramos Mejía continúan con actos y cortes de calle luego de que el Ministerio de Educación les confirmara la decisión de cerrar el jardín y trasladarlo a un nuevo edificio en la manzana 66. Como detallamos por acá, ese traslado implicará el cierre de las salas de uno y dos años y el lactario. También le restará vacantes a otro jardín, que la gestión PRO había prometido como “nuevo”, pero finalmente resulta ser el mismo que ya existía, aunque achicado. Todas las madres y padres que el viernes pasado se enteraron que sus hijos e hijas se quedaron sin vacantes en el sistema público entenderán lo que implica que, en lugar de crear nuevos jardines, se los esté cerrando.

En la misma lógica, Larreta ya está avanzando con el cierre de cuatro hospitales de la zona sur para reubicarlos a todos en el Muñiz, en lo que se conoce como el Complejo Hospitalario Sur. Era una iniciativa que viene de la época de Mauricio Macri como jefe de Gobierno, pero recién ahora el PRO tiene los votos para concretar.

Los cierres y traslados no terminan ahí. Esta semana se hizo sentir el reclamo de los Institutos de Formación Técnica Superior (IFTS), luego de que su director les anunciara que cinco de ellos iban a ser “desactivados” en 2019. Son los aquellos en los que se estudia administración de empresas, análisis de sistemas, protocolo y ceremonial, gestión ambiental y turismo sustentable.  Nuevamente, lo que propone el ministerio de Educación es un traslado: se los subsumirá en “polos educativos” con la misma lógica con la que se buscaba cerrar los Institutos de Formación Docente y reemplazarlos por la UNICABA (lo que, en la práctica, significaba la eliminación de la mayoría de ellos). 

No obstante, como en todos los casos anteriores, no se trata de un simple traslado a otro edificio. Según pudieron identificar los docentes de los IFTS, se recortará la matrícula a partir de que se los enviará a barrios alejados de donde cursas los actuales alumnos. La reducción de la matricula, temen, luego llevará al recorte del plantel docente.  También advirtieron que eligieron esos cinco institutos porque sus autoridades están cerca de la jubilación y analizaron que habrá menor resistencia. Se equivocaron: la semana pasada fueron a repudiar el traslado a la Legislatura y planean nuevas medidas a futuro.

En la misma línea está la comunidad educativa del Instituto Superior de Educación Física “Enrique Romero Brest”, que existe desde 1906. Sus estudiantes se enteraron por el vicejefe Diego Santilli de que los van a trasladar. “Vamos a trasladar al Parque Sarmiento el Instituto Superior de Educación Física del Cenard,  Enrique Romero Brest, sumando nuevos y mejores espacios, como por ejemplo una pileta cubierta”, prometió el vicejefe de Gobierno ante un reclamo en la plataforma Change.org. A partir de la noticia, ya está creciendo un plan de lucha que se suma al del  Cenard (que merecería otra columna completa). La idea es mudar el Cenard a Villa Soldati, donde –según el Reporte Inmobiliario- el metro cuadrado cuesta 665 dólares y liberar terrenos en Núñez, que están cotizando 3591 dólares el metro cuadrado. Los especuladores inmobiliarios, agradecidos. La educación, por lo que vemos, no tanto.

Al traslado del Cenard y del Romero Brest hay que agregarle la del Tiro Federal, que quedaba en la misma zona y fue la señal de largada del operativo para liberar esas tierras codiciadas. Como el Romero Brest linda con el Cenard todo indica que el plan es que caiga en la volada. “Queremos defender el predio que hace más de 40 años es nuestro lugar, en el barrio de Núñez, lindero al CENARD.  Conseguimos este espacio fruto de muchos años de lucha y sacrificio de varias generaciones de la comunidad educativa del Romero Brest, instituto referente en el país y el mundo con 112 años de historia. Esto no puede borrarse en base a otros intereses”, resaltó la vicedirectora Mercedes Semhan. Los estudiantes del Brest no es la primera vez que enfrentan a la gestión PRO: recuerdan otros intentos de atentar contra su institución de la época en que Macri era jefe de Gobierno. La construcción de las canchas, la pileta y los gimnasios se retrasaron en su momento por la falta de pago del gobierno de Macri a la constructora y debieron tomar el instituto y hacer una extensa protesta hasta que se completaron las obras (algunas, como la pileta, nunca se terminaron, y ahora se imaginan por qué fue).

El jueves pasado, el secretario general de UTE-CTERA, Eduardo López, resumió la avanzada sobre la educación: “El cierre del lactario del jardín del Ramos Mejía, el intento de vaciamiento de los 29 Profesorados a través del proyecto inconsulto de la Unicaba y el cierre de los IFTS son ejemplos concretos del ajuste de Rodríguez Larreta en la Educación Pública”. Lamentablemente, todos estos casos hacen sistema: no parecen ser decisiones aisladas, dado que todas van en el mismo sentido. Y tal vez la saga no termine acá.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?