CIUDAD

La Justicia confirmó el procesamiento contra el primer taxista “caza Uber”

Se trata de Martín Facundo Sensón. El hombre está acusado de agredir y amenazar en la madrugada del 9 de septiembre de 2017 a un conductor de la empresa Cabify.


La idas y vueltas entre Uber y la Justicia parecen no tener fin. Este martes, la Sala 7 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmó el procesamiento de Martín Facundo Sensón, de 32 años, un taxista “caza Uber” que había sido imputado por los delitos de lesiones leves, daños y coacción.

Sensón está acusado de agredir en la madrugada del 9 de septiembre de 2017 al conductor de un auto de la empresa Cabify que circulaba por avenida Córdoba, entre Serrano y Thames, en Palermo. Según el fallo, el móvil fue interceptado por un Corsa conducido por el imputado, quien "descendió del mismo y llevando en su mano un elemento metálico tipo manopla lo golpeó en el rostro del lado izquierdo de la sien, causándole lesiones leves".

Luego de agredirlo, lo amenazó: "Te vamos a hacer mierda. Ya sabemos quién sos. Te tenemos re-calado hijo de puta). Ya sabemos quién sos y conocemos tu auto. Te vamos a hacer mierda el auto hijo de puta. Te vamos a matar". Ante esto, el juez nacional en lo Criminal y Correccional Guillermo Carvajal resolvió procesar al taxista y embargarlo por 100 mil pesos.

Desde hace meses, el conflicto entre Uber y Cabify con los taxistas dejó los Tribunales porteños y se mudó a la calle en lo que es una creciente ola de violencia. Hace unas semanas, una pasajera denunció que viajó en un auto Cabify cuando un taxista disparó con un aire comprimido contra el coche y rompió los vidrios. Ninguno resultó herido y, según denunció la joven, el conductor no quiso hacer la denuncia por temor.

Unos días antes, otra mujer denunció que un taxista disparó una bala de goma contra el auto Cabifay en el que viajaba su hijo de diez años. Según contó la madre, Verónica Cheja, el hecho sucedió cuando el nene, junto a su niñera, se encontraba dentro del vehículo en la esquina de las avenidas Libertador y Pueyrredón.

Hace una semana, la Corte Suprema de Justicia desestimó una apelación del Sindicato de Peones de Taxis contra un fallo que, hace dos años, determinó que conducir para Uber no es ilícito. Sin embargo, fue por un problema administrativo y no por la legalidad o ilegalidad de los choferes de Uber: el gremio de taxistas no presentó un escrito obligatorio.  

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?