NI UN PIBE NI UNA PIBA MENOS

Masiva movilización en la Ciudad, en la cuarta Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil

“Estas formas de represión son ejercidas de manera sistemática a lo largo y a lo ancho del país y dirigidas fundamentalmente a los jóvenes de los barrios más humildes”, denunciaron los manifestantes. A la cabeza de la marcha, de Congreso a Plaza de Mayo, madres convertidas en referentes contra la violencia institucional y policial.



"Ni un pibe ni una piba menos, ni una bala más". Con ese lema, una masiva movilización partió esta tarde desde el Congreso a Plaza de Mayo, en paralelo con manifestaciones en todo el país y en el marco de la cuarta Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil. "No son casos aislados, sino que estas formas de represión son ejercidas de manera sistemática a lo largo y a lo ancho del país y dirigidas fundamentalmente a los jóvenes de los barrios más humildes, donde se suceden impunemente, además de asesinatos por parte de las policías, múltiples formas de represión contra los más vulnerables", advirtieron las familias y organizaciones convocantes.

La cabecera de la marcha estuvo copada por mujeres. Entre ellas, madres convertidas en referentes contra la violencia institucional y el gatillo fácil en la Ciudad. Como Ivone Kukok y Roxana Cainzos. La primera, mamá de Pablo Kukok, el presunto delincuente asesinado por la espalda por el policía Luis Chocobar, felicitado hasta por el Presidente y por estos días nuevamente en funciones, pese a estar procesado por por "homicidio agravado en exceso de la legítima defensa".

Cainzos, por su parte, es la mamá de Nehuén Rodríguez, el adolescente que murió atropellado por un patrullero de la Policía Metropolitana, que avanzaba a toda velocidad sin sirenas ni luces. El policía responsable fue condenado, pero sigue en libertad.

La movilización contra el gatillo fácil nació en Córdoba tras el asesinato de Ismael Sosa a manos de la policía provincial cuando estaba por ingresar a un recital de La Renga. También se marcha hoy en Córdoba, Mendoza, Tucumán, Rosario, Mar del Plata, Trelew y otras ciudades del país.

La referente de la coordinadora antirrepresiva CORREPI, María del Carmen Verdú, contextualizó: "Vivimos un momento de recrudecimiento de políticas represivas del Estado con un Gobierno que promueve a diario el gatillo fácil como política pública. Es más importante que nunca que salgamos a la calle", remarcó. Y advirtió el "momento de recrudecimiento de las políticas represivas del Estado" al recordar la visita de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al policía Luis Chocobar, procesado por matar por la espalda a Pablo Kukok.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?