EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL EN LA CIUDAD

A 12 años de la ley de Educación Sexual, el 80 % de docentes primarios de la Ciudad no recibió capacitación

Un duro informe de la Auditoría General de la Ciudad (AGCBA) confirma que no hubo capacitación ni materiales acordes a la norma, vigente desde 2006.

Hace 12 años se sancionó la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) para todas las escuelas, un informe de la Auditoría de la Ciudad demostró la falta de aplicación de la ley en la Ciudad de Buenos Aires. “Nuestro informe deja muy claro que la educación sexual para el Ministerio de Educación no es una prioridad”, advirtió la auditora Mariela Coletta  de Evolución.

El informe reveló que 82 % de los docentes de nivel primario no habían recibido capacitación alguna ni comunicación por parte del Ministerio sobre la temática. Además, el material didáctico con el que contaban no estaba actualizado: al momento de realizarse el informe, tenía más de cinco años y no correspondía con el programa actual.

Si bien la Ley prevé “la elaboración de los contenidos curriculares obligatorios mínimos, graduales y transversales, teniendo en cuenta las distintas etapas de desarrollo de los/as alumnos/as (art. 2)”, los resultados no demostraron ir acorde al espíritu de la iniciativa.

La incorporación de contenidos de Educación Sexual Integral en las Planificaciones de Ciencias Sociales de sexto grado sólo se dio en el 17,39% de los casos. Sobre la existencia de planificaciones específicas destinadas a ESI se indicó que el 43,47% de las escuelas elaboraron una, mientras que el 56,52% no dispuso de ningún proyecto institucional vinculado al tema.

Frente a este panorama Coletta indicó: “Si lo analizamos presupuestariamente, la ESI no es una prioridad para el gobierno porteño. No hay material didáctico actualizado ni se realizaron los talleres que la ley dispone. Es indignante oír a muchos oponerse al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo argumentando, entre otras cosas, con la Educación Sexual Integral porque cuando tuvieron responsabilidades institucionales hicieron poco y nada para cumplir con la ley”.

En el nivel medio de las escuelas porteñas sólo uno de cada tres docentes recibió capacitación durante 2016: fue el 34,62%. Además, el relevamiento desnuda una importante falencia en el funcionamiento del Ministerio de Educación: no existe una autoridad de aplicación en la estructura funcional, algo que permitiría planificar, evaluar y ejecutar acciones concretas que estén destinadas a hacer cumplir la ley.

Los datos se complementan con un estudio de UTE (Unión de Trabajadores de la Educación), en el que 3 de cada 10 chicos que asisten a secundarias porteñas aseguraron no haber recibido ningún contenido vinculado con la Educación Sexual.

“Estamos frente a un momento histórico. Hay una generación con demandas muy concretas respecto de sus derechos sexuales y reproductivos y el Estado no puede hacerse el distraído. Es probable que haya que pensar en modificar y actualizar la ley de ESI, pero sería muy bueno comenzar a cumplir la que tenemos”, concluyó la referente de Evolución. 

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?