SALUD

Fernanda: “Mi trabajo es ayudar a mis vecinos y vecinas, estoy comprometida con el barrio”

Conversamos con Fernanda, promotora de salud del barrio La Carbonilla en La Paternal. Nos contó cómo es su trabajo de acompañamiento a sus vecinos, las falencias del barrio y cómo cambió con la llegada de la pandemia de Covid-19.


Vos trabajas en una posta sanitaria, ¿cómo están distribuidas las postas en el barrio?
En el barrio hay distintas postas distribuidas en los 3 sectores en que está dividida La Carbonilla. En la entrada de Espinosa está la posta del Movimiento Evita, después está la posta de la CCC (Corrientes Clasista y Combativa), la de La Cámpora y la nuestra que somos La Dignidad.
Estamos de 8 a 13 horas de lunes a viernes, cerramos a esa hora porque muchas tenemos que ir a buscar a los chicos a la escuela.
 
¿Qué trabajo haces como promotora de salud?
El trabajo que hacemos es el de acompañamiento de la gente del barrio, hacia los vecinos y vecinas, los adultos mayores y niñas y niños. También estamos con el tema de género, tenemos una articulación con las compañeras de la CCC, ellas están más concentradas en las problemáticas de género.
También articulamos con la posta que arma el Gobierno de la Ciudad en la canchita, tenemos buena comunicación con ellos.
 
¿Tienen relación con el Cesac 22?
Nosotras articulamos con el Cesac 22 y con el Detectar que está ahí sobre la calle Fragata Sarmiento. Nos encargamos de hacer el seguimiento de los casos de Covid de la gente del barrio porque conocemos el entorno y cuidamos que no salgan a la calle, nos cuidamos entre nosotros.
Tenemos reuniones en el Cesac 22 con los médicos y las organizaciones para articular concientizando a los vecinos con el tema de los cuidados como uso del tapabocas, higiene de manos, la distancia.
Hacemos un seguimiento del calendario de vacunación de los chicos del barrio. Nosotras estamos para contestar todo lo que preguntan los vecinos sobre salud. Antes de la pandemia era más fácil, ahora es más complicado.
Aprendimos a mirar los calendarios de vacunas y sabemos responder, con el acompañamiento de los médicos del Cesac. Por ejemplo si en el momento nosotras no podemos responder, llamamos por teléfono a algún médico del Cesac, para poder responder bien y que los vecinos y vecinas no se confundan.
 
¿Cómo era tu trabajo antes de la pandemia? ¿Tuviste alguna capacitación?
Nosotras venimos trabajando hace 8 años en el barrio. Nos capacitamos desde la organización, yo era una de las que barría la calle y mientras me capacitaba porque había salido la oportunidad para ser promotora de salud.
Me capacité un año con la Cruz Roja y el año pasado capacité a compañeras de Retiro, del Playón de Fraga y de La Carbonilla. Me sentí segura para capacitar a otros.
Comenzamos ayudando en una posta, siempre haciendo campañas según la época como por ejemplo sobre dengue, anticoncepción, resfríos de los chicos, siempre acompañamos a los vecinos y vecinas.
Al principio venían muchos estudiantes de medicina que estaban haciendo la residencia, venían del Tornú, del Álvarez, del Cesac 34, porque el 22 estaba todavía por Parque Los Andes. Dábamos talleres de nutrición, para adolescentes y para mamás de adolescentes. Aprendíamos a trabajar la convivencia entre nosotras. Fuimos aprendiendo muchos con los médicos, los residentes, muy lindo. Había psicólogas, médicos, nutricionistas, trabajadoras sociales.
Cuando llegó el gobierno de Macri a Nación, el trabajo cambió, fue más territorial y por área, por Comuna, ahí dejaron de venir los residentes porque no se lo permitían.
Cada 15 días tenemos reunión de gestión en el Cesac 22. Para cualquier necesidad nosotras estamos en el barrio. En una oportunidad una compañera le realizó primeros auxilios y RCP a un bebé porque las ambulancias no entran al barrio y hay que llevar a los vecinos a alguna de las entradas y muchas veces ya es tarde. Hay veces que la ambulancia entra con la policía.
 
¿Cuantas promotoras de salud son en el barrio?
De mi organización que es La Dignidad somos 13, después de La Cámpora creo que son 8, de la CCC son unas 15, del Evita son bastantes.
Es muy importante la capacitación, ser promotora de salud es un trabajo, es tiempo y compromiso, me siento comprometida con mis vecinos.
 
¿Recibís un sueldo por ser promotora de salud?
Recibo un sueldo por mi trabajo en la cooperativa Vereditas Limpias, por mi trabajo de barrido, pero estoy desarrollando mi trabajo en el área de salud. Mis compañeras promotoras cobran el salario social complementario.
 
¿Cómo cambió el barrio con la obra del Viaducto San Martín?
Desde que empezó la obra nos llenaron de ratas, alacranes, hay mucha mugre y ahora quedó lleno de escombros, sin terminar, todavía no podemos tomar el tren en la estación Paternal, no existe. Venimos reclamando sobre este tema. Antes de las elecciones se inauguró la obra, no sé qué es lo que inauguraron porque los vecinos no podemos usar el tren.
Tenemos reuniones con la Mesa de Gestión, que ahora se están volviendo a realizar después de que el año pasado se suspendieron por la pandemia, participa la Defensoría del Pueblo, pero al Gobierno de la Ciudad no le importa. Lo único que hacen es mover tierra de un lado a otro.
 
¿Qué esperan que haya en los terrenos que van a quedar bajo en viaducto?
Nosotros pedimos que en esos terrenos se construya un centro de salud o un espacio recreativo para los chicos, que también haya espacios verdes para que respire el barrio, sería lo ideal porque nos hace mucha falta. Pero dicen que van a hacer estacionamientos para autos.
El Gobierno de la Ciudad no hace nada por el barrio, no se hace cargo ni de los pibes ni de la conectividad ni de la salud sabiendo que estamos al borde del colapso en los hospitales. No quieren dar las computadoras para los chicos ni wifi. Hay mucha gente que no puede pagar el servicio de internet. Yo tengo 4 chicos y un dispositivo y muchas veces los horarios coinciden, ¿cómo hago? Además la conectividad ahora es un servicio esencial. 


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?