PATRIMONIO

Sacaron adoquines de calles en Caballito

Un grupo de vecinos del barrio de Caballito presentó un amparo por tres cuadras que no están en el catálogo de calles protegidas.


Pasó en barrios como San Telmo, Palermo y Belgrano. Ahora le tocó a Caballito. La polémica por la protección de los adoquines de las calles porteñas volvió en el último mes a la Ciudad de Buenos Aires. Un grupo de vecinos, agrupados en la Asociación Civil S.O.S Caballito, presentaron un amparo en la Justicia porteña para pedir la reposición de adoquines que habían sido extraídos de la calle Bogotá, entre el 700 y el 1000.
 
El 15 de abril pasado un grupo de vecinos detectó que unos operarios estaban sacando adoquines para asfaltar tres cuadras de la calle Bogotá, entre Colpayo y Federico García Lorca. Los trabajadores pertenecían a la empresa Grupo Baumaco S.A y estaban acompañados por personal de Mantenimiento Urbano del Gobierno de la Ciudad.
 
De acuerdo a la denuncia de los vecinos, la obra no tenía cartel. Por lo que no existía información respecto de los actos administrativos que habían autorizado esa tarea. Y al no tener respuesta sobre las razones del trabajo ni sobre el destino de los adoquines retirados, presentaron una acción colectiva de amparo de naturaleza ambiental.
 
"Los trabajos de extracción de adoquines y asfaltado se encuentran en ejecución y avanzando a gran velocidad. De no hacer lugar a la medida cautelar solicitada se estaría convalidando la destrucción del patrimonio histórico cultural de la Ciudad de Buenos Aires y especialmente del barrio de Caballito, altamente golpeado en su fisonomía por el indiscriminado negocio inmobiliario al que se ve sometido", argumentaron los vecinos a Clarín.  
 
En la Ciudad de Buenos Aires las calles con adoquines están protegidas por la ley 4806, sancionada en noviembre de 2013, promulgada en enero de 2014 y reglamentada por decreto seis meses después. El espíritu de la norma era determinar qué calles con adoquines debían ser preservadas y cuáles dentro de ese mismo grupo, no. Para establecer esa separación, la ley garantizaba el armado de un catálogo de cuadras a preservar. Pero ese listado no apareció hasta cuatro años más tarde, en 2017, cuando la ley fue modificada por otra ley, la 5904.
 
"De un total de 30.306 calles que hay en la Ciudad, alrededor de 3.769 están adoquinadas y aproximadamente 1.930 tienen protección histórica, según lo establecieron las 15 Comunas, teniendo en cuenta las áreas de protección histórica de cada barrio, la arquitectura especial, los sitios o lugares históricos y los distritos de urbanización y parques", dijo a Clarín una fuente del Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana.
 

En el catálogo no figura la calle Bogotá, en el tramo que reclamaron los vecinos. Aunque esa misma calle sí está incorporada en su numeración del 0 al 100, entre Río de Janeiro y Otamendi. Pero los vecinos exigieron que se declare nulo el catálogo por, según afirmaron, no haber sido consultada la Comuna 6, que corresponde a Caballito, como exige la norma.
 
Desde el Gobierno porteño desmintieron la falta de consulta y explicaron que en forma diaria en la Ciudad se hacen trabajos de mantenimiento y que en el caso de las calles sin protección de la ley también se analizan diversos parámetros -densidad del tránsito, porcentaje a intervenir, líneas de colectivos que circulan- para decidir si se re adoquina o si se asfalta. "Luego del relevamiento pertinente, la calle Bogotá entre el 700 y el 1000, se ajustaba a los parámetros para hacer tareas de mantenimiento y repavimentación", afirmaron.
 
En el marco de la demanda iniciada, el juez subrogante a cargo del Juzgado en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo Nº 3 de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Converset, dispuso medidas a fin de dar a conocer ante la sociedad la existencia de la acción de amparo y así permitir que todas aquellas personas interesadas en el tema puedan presentarse en el expediente.
 
Cuatro años atrás, también en Caballito, otro grupo de vecinos recurrió a la Justicia para paralizar la extracción de adoquines en el pasaje San Ireneo. Y antes había ocurrido lo mismo en Belgrano, Palermo y San Telmo. En la mayoría de los casos, se escuchó el reclamo de las personas que ahí vivían y querían preservar el diseño original de las cuadras porteñas.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?