EMERGENCIA SANITARIA

Ante la inconsistencia de las cifras oficiales, ONGs harán su tercer censo de personas en situación de calle

“Dada la decisión del Gobierno de la Ciudad de llevar adelante un nuevo relevamiento de personas en situación de calle que subregistra población” y tras el incumplimiento del compromiso por realizar un censo conjunto, las organizaciones harán su tercer censo popular.



Organizaciones sociales abocadas al trabajo por los derechos de personas en situación de calle anunciaron que “dada la decisión del Gobierno de la Ciudad de llevar adelante un nuevo relevamiento de personas en situación de calle que subregistra población y, teniendo en cuenta que además incumplió los compromisos firmados el año pasado” volverán a hacer su propio censo popular (el tercero), “para poder tener información fehaciente respecto a cuánta gente se encuentra viviendo en esta situación”.

“Apenas las condiciones sanitarias lo permitan, las organizaciones que trabajamos la temática estaremos desarrollando el nuevo censo con la misma metodología empleada durante los censos 2017 y 2019. Esto implica su realización mediante un barrido territorial exhaustivo realizado a pie por quienes recorren los barrios cotidianamente, durante varios días y no solo de noche. Esto es fundamental para poder entrevistar y tener información específica sobre la situación en que se encuentran y, sobre esta base, diseñar  políticas públicas que permitan mejorar las condiciones de quienes no tienen un lugar donde vivir. En el relevamiento del año 2019, también muchas mujeres -incluso embarazadas- mencionaron problemas de violencia por lo cual tuvieron que abandonar su vivienda, visibilizando la ausencia de políticas específicas para esta población”, detallaron sobre la metodología a aplicar, uno de los factores sobre los que no hubo acuerdo pese al supuesto intento del Gobierno porteño por censar en conjunto con la sociedad civil.

“Los resultados del censo popular de 2019 demuestran que el principal motivo por el cual la gente terminó en situación de calle fue la pérdida de empleo, que las dejó sin ingresos para poder pagar el alquiler. Esta situación se agravó durante la pandemia. Según un relevamiento que realizaron el CELS y el IDAES en 2020, el 60% de los hogares inquilinos de la Ciudad tenía deudas de alquiler. A pesar de esta situación crítica, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no implementó ninguna política para contener a quienes podían quedarse sin su vivienda durante la pandemia. Tampoco puso en marcha políticas para garantizar que se cumpla el decreto 320 del gobierno nacional que, entre otras medidas, suspendió los desalojos”, advirtieron las organizaciones.

Por todo esto, apuntan “hacia el Tercer Censo Popular de Personas en Situación de Calle. La calle no es un lugar para vivir y mucho menos, para morir”. Así lo difundieron mediante un comunicado firmado por Proyecto 7, el Centro de Estudios Legales y Sociales, la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, MTE, Nuestra América y Aires.
El censo realizado por el Gobierno de la Ciudad en plena pandemia arrojó 2500 personas en situación de calle, incluyendo a más de mil en paradores. Las organizaciones sociales, en cambio, estimaban que esta población habia aumentado incluso hasta duplicarse en el marco de la pandemia. Y los últimos números disponibles indicaban que había 1147 hombres y mujeres sin techo según el GCBA, y más de 7000 según las organizaciones sociales. 

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?