COOPERATIVAS

El Gobierno porteño quiere sustituir el programa Veredas Limpias

El programa Veredas Limpias emplea a 2.500 trabajadores, desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat quieren pasarlos a contratos de 4 meses, esto significaría la precarización de los miembros de las cooperativas.


El Gobierno de la Ciudad busca discontinuar el programa “Veredas Limpias”, en el que trabajan unos 2.500 cooperativistas. Su tarea es limpiar durante 6 horas diarias 10 parques y 22 plazas porteñas, y también las veredas de la zona centro-sur de la Ciudad. A cambio reciben salarios que van desde los 11 a los 16 mil pesos mensuales.
 
El Gobierno porteño quiere interrumpir el programa con la excusa de impulsar una “reconversión” hacia proyectos productivos. No estarían garantizadas las condiciones para ello, según la denuncia formulada por diversas organizaciones sociales, que convocaron a una conferencia de prensa en el Obelisco.
 
Somos Barrios de Pie, Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), FeNaT CTA Autónoma, Corriente Clasista Combativa (CCC), Movimiento Evita, entre otros, aseguran que el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño les comunicó la finalización de los convenios de “Veredas Limpias” y su reemplazo por “polos productivos”. Esto sería sustituido por “convenios que tendrían tan sólo cuatro meses de duración y donde serían las propias Cooperativas las que deberían absorber los costos de maquinarias e insumos para la producción, generando así una gran inestabilidad sobre los futuros ingresos de los y las cooperativistas, quienes cuentan con su salario para solventar los gastos de sus familias, pertenecientes a los sectores más vulnerables de la Ciudad”, señalaron en un comunicado.
 
Veredas Limpias es un programa que tiene diez años de antigüedad, cuya renovación contractual se hace año a año. La propuesta de polos productivos se caracteriza por reforzar la inestabilidad y precarización.
 
Walter Córdoba, referente de la organización Somos Barrios de Pie, contó a Diario Z que comenzaron a tener reuniones con funcionarios ministeriales desde hace un mes. Allí, los movimientos sociales plantearon la necesidad de actualizar los haberes y regularizar los cobros, ya que la mayoría de los trabajadores aún no cobraron el mes de diciembre. La negociación entró en un punto muerto luego de que el Gobierno ofreció un aumento de apenas el 10% y, a la vez, comentó la idea de “reconvertir” el programa.
 
“Quieren que firmemos la continuidad del programa por cuatro meses, mientras arman una mesa de trabajo para empezar a discutir la reconversión. Además, una parte de ese aumento iría para comprar insumos, es decir, no al bolsillo de los cooperativistas”, señaló Córdoba. Y agregó: “La propuesta no garantiza espacios de comercialización, ni locales. Es difícil en este contexto asegurar la venta, es incierto el futuro para nuestros compañeros y compañeras. Hablan de perspectiva, de potencialidad… nosotros consideramos que el programa debe continuar, estamos de acuerdo con los polos productivos, pero corresponde a otros programas con presupuesto garantizado”.
 
De acuerdo con los últimos datos arrojados por el INDEC correspondientes al mes de enero 2021, una familia con cuatro integrantes debe reunir $23.722 para no situarse debajo de la línea de indigencia (Canasta Básica Alimentaria) y $56.459 respecto de la línea de pobreza (Canasta Básica Total), números muy alejados de los haberes percibidos por los cooperativistas.
 
Desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat confirmaron a Diario Z la intención de ir hacia “una reconversión paulatina” de Veredas Limpias en un “programa productivo”. “Esto tiene que ver con lineamientos generales, de pasar de una política social-asistencial para convertirlos en proyectos productivos”, señalaron desde la cartera encabezada por María Migliore.
 
Desde el Ministerio ratificaron que las organizaciones deben presentar los proyectos y asegurar la compra de herramientas y maquinaria y que, para eso, lo “conveniado tiene un porcentaje de aumento”. “Negamos el cierre del programa, por el contrario, vamos a reconvertirlo en proyectos productivos para que individuos y organizaciones puedan crecer en emprendimientos de producción”, insistieron.
 
Según los movimientos sociales, en cambio, el Gobierno busca “precarizar y ajustar” el programa Veredas Limpias, sin garantizar los puestos de trabajo que, dentro de cuatro meses, no estarían más amparados por el convenio vigente.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?