SUR PORTEÑO

La seguridad de Puerto Madero y las Villas 21-24 y Zavaleta pasan a la Policía de la Ciudad

El lunes próximo las fuerzas federales se retirarán de Puerto Madero. Luego se irán de la Villa 21-24 y el barrio Zavaleta.


La seguridad en el sur de la Ciudad de Buenos Aires cambiará de manos. A partir del lunes próximo, 1° de marzo, en los barrios de Barracas y Puerto Madero la Policía de la Ciudad se quedará al frente de la seguridad cuando la Prefectura se retire. Es el fin del “Operativo Unidad Cinturón Sur”, el traspaso de la prevención en esos barrios se da en medio de la disputa entre Nación y Ciudad por la quita de recursos para la fuerza porteña, informa Clarín.
 
El 1° de febrero se realizó una reunión entre la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, y el secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Marcelo D'Alessandro, en la que se fijó para marzo el retiro de los prefectos de Puerto Madero y Villa Zavaleta. En una segunda etapa, aún sin fecha, la Ciudad absorbería la seguridad de la Villa 21-24.
 
En Puerto Madero habrá más de 250 agentes de la Policía de la Ciudad, con un centro de monitoreo propio y cámaras de seguridad. En los dos asentamientos linderos, la idea es que la seguridad allí sea compartida, al menos en una primera etapa, por las fuerzas federales y de la Ciudad. Las villas 21-24 y Zavaleta cuentan con más de 40 mil habitantes entre los barrios de Barracas y Nueva Pompeya.
 
El “Operativo Unidad Cinturón Sur” por el que la Prefectura está a cargo de la seguridad en algunas zonas de La Boca, Barracas y Parque Patricios funciona desde el 4 de julio de 2011. Llegó casi junto al “Operativo Centinela” que consistió en el desembarco de gendarmes en el Bajo Flores, Villa Soldati y Villa Lugano, que todavía continúa. Los dos, que significaron el desembarco de 2.500 agentes federales en el sur porteño, fueron creados bajo la gestión de la ex ministra Nilda Garré, cuando la Policía Federal estaba a cargo de la seguridad en toda la Ciudad y la Metropolitana recién empezaba.
 
En 2017, el mismo año en que se creó la Policía de la Ciudad, el Gobierno de Mauricio Macri derogó el decreto que daba lugar a esos operativos. En su lugar convocaron a un Centro de Planeamiento y Control para “intensificar el esfuerzo nacional de policía, y optimizar el servicio de seguridad ciudadana en cualquier lugar del territorio nacional en que ello resulte necesario”.
 
El objetivo de fondo de la gestión de la ex ministra Patricia Bullrich era que los gendarmes y prefectos volvieran a custodiar las fronteras, las rutas y los ríos. Pero las fuerzas federales nunca terminaron de irse del sur de la Ciudad.
 
El Gobierno nacional había adelantado su intención de empezar el traspaso justo hace un año. La llegada de la pandemia de coronavirus y la cuarentena obligatoria que rigió en el país a partir de marzo suspendieron esos planes.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?